Panorama preocupante

El nuevo jefe de Vialidad Nacional San Juan dijo que la “situación es caótica”

A horas de haber asumido, Jorge Deiana habló con Tiempo de San Juan. Cuál es el futuro de las obras estratégicas que están paralizadas.
lunes, 10 de febrero de 2020 · 16:05

“La situación es caótica”, resumió Jorge Deiana, el nuevo jefe de la delegación local de Vialidad Nacional sobre el estado en que encontró la repartición. “Se dedicaron al tema de ver qué habían hecho los anteriores, como pasó con los cuadernos, y se olvidaron que había caminos que hacer en medio. Se basaron en la denuncia y no se puede basar una gestión en la denuncia”, analizó el funcionario nacional que tomó las riendas de uno de los organismos más sensibles para San Juan y contra el que la administración uñaquista tiene vigentes demandas judiciales.

En diálogo con Tiempo de San Juan, el sanjuanino Deiana aseguró que se encontró con un “preocupante” panorama sobre el estado de las obras: la única que no está paralizada es la Ruta 40 Norte, y es porque la provincia pone fondos para que avance. El resto está parado por diversos motivos. En el parate cayeron dos bypass, uno en Iglesia y otro en Las Flores; tramos de la Ruta 150 como el de la embocadura del túnel; y, a nivel proyecto, el de la 150, el acceso a Albardón, la 153 para conectar Media Agua-Pedernal-Mendoza, la Ruta 20 entre Circunvalación a Caucete, entre otros.

El futuro de la Ruta 40 Sur
En este paquete está la paralización de la Ruta 40 al Sur de Calle 9 hasta Mendoza, que está a cargo de la empresa Green que se declaró el año pasado en concurso preventivo y mantiene el contrato con el  Estado Nacional pero no está haciendo la obra. De alrededor de 40% de avance planeado, hay la mitad hecho, se lamentó Deiana. La empresa no cumple con el pliego licitatorio en cuanto a la póliza del seguro exigida y ya es pasible de sanciones.
El nuevo jefe del Noveno Distrito dijo que requiere de varios días para estudiar qué pasará con esta obra, que debe decidirse a nivel nacional cómo avanzar, pero que la idea es encontrarle la mejor salida. Una opción es cambiar el esquema de garantías, otra es una cesión del contrato en una especie de tercerización y otra es rescindirle el contrato a los mendocinos y llamar nuevamente a licitación. Nada se descarta, se verán las opciones y la viabilidad legal antes de decidir en tan compleja situación, ya que también la Nación habría dejado de pagar algunos certificados.

Nueva sinergia

“Desde ya vengo acá a trabajar en conjunto con la Provincia. No me parece lógico que lo que haga Nación no vaya en consonancia con la Provincia”, dijo Deiana sobre el nuevo relacionamiento político con la gestión de Sergio Uñac. Es que es un cambio rotundo ya que antes estaba al frente el macrismo y ahora se juega con un Gobierno Nacional del mismo signo político que el local. Sin ir más lejos, el nuevo jefe de Vialidad Nacional fue hasta diciembre el número dos del Ministerio de Infraestructura provincial, y días atrás se reunió con el gobernador, donde este último le recordó todo lo que hay pendiente.

En el paquete entra la reanimación de las obras paralizadas. Hoy Deiana dijo que buscará devolverle a Vialidad Nacional su imagen y su función. En esto último, citó que “la función principal de Vialidad Nacional es mantener las rutas en las mejores condiciones y dando seguridad para que la circulación sea fluida y el costo sea menos, favoreciendo las economías regionales”, en una suerte de compromiso por reactivar los trabajos viales freezados por el macrismo.

¿Corrupción?

Lo de la imagen no es un tema menor. El funcionario afirmó que denunciará cualquier hecho sospechoso de corrupción que se haya cometido en los últimos 4 años. Un ejemplo que da tela para cortar  es la compra por parte de la gestión macrista en San  Juan de un equipamiento para laboratorio valuado en alrededor de  1,5 millones de dólares que sirve para controlar la calidad de las obras. Pese a que hay profesionales de primer nivel para usarlo, está embalado hace más de un año en la delegación local, sin uso, aduciendo falta de espacio y energía para abastecerlo. Deiana elaboró un informe para elevar a Vialidad Nacional administración central y se propone echarlo a andar.

Y la demanda judicial…

Deiana se mostró optimista con que en un corto plazo se pueda acordar respecto de la devolución de fondos desde Nación a San Juan, deuda de miles de millones de pesos que está reclamada en Tribunales por parte de la provincia. “Seguro se va a destrabar, no sé en qué términos”, opinó.

Y analizó sobre su nuevo rol que “no estoy del otro lado del mostrador. No vamos a desconocer la deuda con la provincia”.

Aplaudido
Jorge Deiana entró este lunes a Vialidad Nacional aplaudido. Es que es una cara conocida de la repartición, donde estuvo desde 2009 a 2015 cuando ingresó al staff de Uñac. El ingeniero cumplió tareas dentro de la oficina vial como coordinador general de la obra de la monumental Ruta 150 y del túnel de Agua Negra. Con este último proyecto tiene especial tranning ya que desde 2004 a 2009 fue coordinador técnico de la futura obra ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Por el momento asumió solo, sin subadministrador de la repartición. Dijo que se apoyará en sus compañeros técnicos que son excelente material humano.
El sanjuanino depende de dos autoridades del Gobierno de Alberto Fernández, que son el administrador de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, y dentro de la repartición quien está a cargo de los distritos, Patricio García. A ninguno conoce personalmente pero tiene fluido contacto por teléfono desde hace un tiempo, sobre todo con García con quien habla diariamente.