MEJORAS EN LA JUSTICIA

Niños víctimas: qué diferencia a la ex Cámara Gesell del nuevo centro integral

Lo inauguró el Poder Judicial con aporte técnico y monetario del Ejecutivo. Qué lo hace un centro único en Latinoamérica. Mirá la galería de fotos. Por Gustavo Martínez Puga
martes, 21 de febrero de 2017 · 16:14

Una a una, estas son todas las diferencias que hacen a la evolución de la ex Cámara Gesell al nuevo centro integral llamado ANIVI (Atención al Niño Víctima de Violencia), de acuerdo a lo informado por Inés Rodríguez, la psicóloga que quedó al frente de ese lugar en el que atenderán a los menores de edad que son víctimas o testigos de delitos. Ése centro es único en Latinoamérica y contó con el asesoramiento de Tony Butler, un inglés agente de la policía británica (Scotland Yard).

*Sin vidrio

La Cámara Gesell viene de Arnold Lucius Gesell, el inventor del sistema del espejo que separa a dos habitaciones. En una, la psicóloga entrevista por única vez al niño víctima y, en la otra, las autoridades siguen el proceso. Dicen que el espejo genera inseguridad, ansiedad y temor. Hoy eso ya no existe más. El nuevo centro tiene un sistema de video cerrado.

 

*Sin contacto

El área de grabación del sistema de video cerrado funciona en un sector de la casa de la avenida Córdoba, entre Jujuy y Aberastain. Las autoridades judiciales se ubican en otro sector, asilados, en un recinto especial donde pueden seguir toda la entrevista. Una vez finalizada, la psicóloga sale y habla con el juez por si tiene algún requerimiento. El nuevo centro está preparado para que el niño siga contenido en esa instancia. Y solo en una situación excepcional el juez puede interrumpir la entrevista con un llamado a la psicóloga.

 

*Futuro: coaxial

Está previsto para un futuro no lejano que no sea necesaria la presencia física del juez, el fiscal, la Asesora de Menores y el abogado defensor en el centro, sino que el sistema de video cerrado estará en conexión con el despacho del juez, donde las autoridades podrán seguir la entrevista. De ser necesario, podrán consultar telefónicamente.

 

*Más calidad

El nuevo sistema de video cerrado tiene una alta calidad en la filmación de la imagen y del sonido. Finalizada la entrevista, saca tres copias (para el juez, el fiscal y para el centro). Antes era común que el audio o la imagen dificultaran el trabajo de las autoridades judiciales por la falta de nitidez, lo que muchas veces llevó a tener que recurrir al informe escrito de la psicóloga sin poder tener la tranquilidad de conocer de boca del niño víctima lo ocurrido.

 

*Ingreso separado

Antes había una sola vía de ingreso a la hora de la Cámara Gesell. Se tenía el cuidado de no cruzar al niño víctima con el resto de los integrantes en el proceso. Pero la estructura no evitaba situaciones indeseables. Ahora hay dos vías de ingreso distintas: una es para el niño y otra para el juez, el fiscal, la Asesora de Menores y los abogados defensores.

 

*Atención integral

Ahora los niños víctimas de delitos ya no irán a distintas instituciones. Toda la atención está concentrada en el ANIVI: hay desde policías para recibir la denuncia hasta psicólogas que reciben al menor mientras un adulto expone el caso (ahí ya va generando un vínculo); también irá al nuevo centro el Médico Legista, de ser necesario. Y, de ser necesario y con la autorización del juez, el menor será derivado a la institución que se decida (hospital, un lugar de internación en el caso de que deba ser separado de la familia). Ya previeron trabajar articuladamente con distintas instituciones del gobierno.

Antes el niño debía escuchar en la comisaría la denuncia del mayor, luego era llevado a la Central de la Policía para la revisión del Médico Legista (ahí podía entrar en contacto con adultos víctimas o autores de delitos). Muchas veces, quedaba internado en el hospital si presentaba lesiones o, simplemente, para asilarlo de la familia, si es que con ésta corría peligro. Luego era sometido a la Cámara Gesell y, finalmente, debía ir luego nuevamente a la Secretaría Social de la Corte de Justicia para la reunión final con las psicólogas y psicopedagogas. En todas esas etapas el niño iba escuchando el relato de lo ocurrido y le podían ir contaminando o haciendo confuso su relato.

 

*Evidencias

El nuevo centro cuenta con camillas, cámaras fotográficas, descartables, entre alguno de los elementos mínimos necesarios para preservar toda la evidencia desde el momento en que el niño víctima ingrese al mismo.

 

*Denuncia

Antes la gran mayoría de los casos de niños víctimas de delitos eran denunciados en la comisaría. Hoy la Policía deberá trasladar en un auto no identificado al menor hasta el nuevo centro ANIVI. O deberá informar allí de un caso y el Poder Judicial pondrá un vehículo para su traslado al nuevo centro.

También los niños víctimas o sus familiares pueden hacer la denuncia de un caso al teléfono 4275314. Y se articuló la atención para recibir los casos que ingresan por la línea 102 o para los casos que lleguen directamente a un hospital o centro de salud.

El ANIVI atiende las 24 horas. Y también en ese lugar un menor víctima de un delito (o un adulto que lo represente) puede ir a plantear un caso.

 

*Las 24 hs

Ahora el nuevo centro trabaja las 24 horas del día y los 365 días del año. Antes se trabajaba en horario del Poder Judicial (de 7 a 13 hs) y eran excepcionales los casos en los que debían hacer una Cámara Gesell o una entrevista fuera del mismo.

 

*Más personal

Antes, incluyendo a la directora Rodríguez, eran tres psicólogas y una trabajadora social. Estaban desmembrados en la Secretaría Social de la Corte, en la Policía y en la Cámara Gesell. Ahora hay un subdirector que es un abogado (Sergio Cúneo), quien está en permanente contacto con el juez del caso. Se agregaron cinco policías especialmente entrenados, con un perfil más humanista que de seguridad (para generar empatía con los menores) y entrenan a 10 más. También incrementaron la planta de psicólogos (ahora son cuatro) y de Trabajadores Sociales (ahora son 3). También tienen un operador permanente para el sistema de video cerrado.

 

*Alimentos

Antes era común que los niños que llegaban a Cámara Gesell lo hicieran hasta sin desayunar (se cree que era por una cuestión cultural de que allí les iban a practicar algún examen médico). Para esos casos, el nuevo centro cuenta con cocina, horno micro ondas y heladera para asistir los niños. Incluso, hay juegos recreativos y hasta les exhiben películas para que lleguen relajados a la entrevista con la psicóloga.

21

Comentarios