PARTIDO JUSTICIALISTA

Las condiciones para que Gioja sea presidente del PJ

El sanjuanino sigue cosechando apoyo nacional para encabezar la nueva etapa, pero hay dos cabos sueltos. La premisa del diputado nacional es que haya unanimidad de criterios y una sola lista en carrera el 8 de marzo. Por Daniel Tejada- Canal 13 San Juan.
lunes, 22 de febrero de 2016 · 07:39
Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

Lejos del reposo, a José Luis Gioja se lo puede ver en estos días con la agenda cargada en su despacho de vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de Nación. El desfile incesante por esa oficina, más la línea caliente con referentes de todo el país abonan lo que algunos peronistas empiezan a pedir en voz alta: que el sanjuanino sea el próximo presidente del Partido Justicialista en las elecciones internas del 8 de marzo. Sin embargo, quedan al menos un par de cabos sueltos.

Así lo reveló una alta fuente a Tiempo de San Juan. El primer dato corroborado internamente es que Gioja tiene altas chances de coronarse presidente del PJ. Pocos o ningún otro nombre dentro del partido figuran con ese nivel de acompañamiento, plasmado durante la semana por el peronismo bonaerense con un pronunciamiento oficial.

La única condición que puso el ex gobernador fue que haya lista de consenso. No está dispuesto a jugar en una sangría que termine profundizando la grieta interna cada vez menos disimulable entre los distintos sectores del peronismo. Precisamente aquí aparece el primer escollo: La Cámpora.

La agrupación liderada por Máximo Kirchner es por ahora el único sector interno que rechaza el apoyo a Gioja. Pero no es cosa juzgada. El sanjuanino todavía alimenta las expectativas de lograr un entendimiento, aunque no a cualquier costo. Desde el peronismo ortodoxo consideran inaceptable que aparezca en algún lugar de conducción el ex compañero de fórmula de Daniel Scioli, Carlos Zannini. "Es uno de los padres de la derrota”, le enrostran sin pudor en estricto off the record.

Uno de los padres, pero no el único. En la calificación también encuadran al ex candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández. A regañadientes, también reconocen responsabilidad del propio Scioli. Y de "Ella”. Sobran las aclaraciones.

La idea no es cortar con La Cámpora, sino acordar. Que esta línea interna cuente con representación dentro de la próxima conducción orgánica del PJ, según explicó la fuente.

El otro cabo suelto es el sindical, específicamente el que lidera el camionero Hugo Moyano. Con él todavía no habló Gioja, pero es conocida la buena relación entre ambos. En el entorno del diputado nacional confían en que la proximidad coyuntural del gremialista con Mauricio Macri no será impedimento para avanzar en la reconciliación.

El tiempo corre y estas son las dos circunstancias que le restan a Gioja en su carrera por la presidencia del PJ. Habrá tiempo de lograrlo hasta el 7 de marzo por la noche. Hasta entonces seguirá pronunciándose en público con frases formales y despojadas de definiciones concretas.

El entramado político de Gioja además incluye el regreso de referentes históricos pero transitoriamente distanciados del justicialismo orgánico, como el cordobés José Manuel de la Sota e incluso el puntano Adolfo Rodríguez Saá. Dos peso pesado en sus respectivos distritos, con alta gravitación en las estructuras partidarias provinciales.

La estrategia se condice con la metáfora giojista que define al PJ como una avenida con muchos carriles paralelos que avanzan en el mismo sentido. Fácil de entender, pero no tanto de llevar a la práctica.

En conferencia de prensa el pasado jueves 18 de febrero en su antigua oficina de la Fundación Tercer Milenio, Gioja y el diputado nacional Daniel Tomas confiaron en que asistirán al Congreso del PJ también los integrantes del recientemente escindido Bloque Justicialista, liderado por Diego Bossio. Con ellos los canales de diálogo no se cortaron. Los sanjuaninos evitaron usar el rótulo de "traidores” que pegaron los kirchneristas duros.

Nuevamente, la intención es sumar a todos en una lista tan colorida como sectores internos presenta hoy el movimiento. Gioja gana terreno como el dirigente que puede hacerlo, aunque no está todo dicho. Habrá que esperar unos días más.

La foto que no fue ni será

Alta polémica suscitó la ausencia de los legisladores nacionales del Frente para la Victoria el viernes 12 de febrero en Barreal, durante la visita presidencial, luego de que el macrista Eduardo Cáceres lo hiciera notar expresamente en declaraciones periodísticas. La única que pudo asistir fue la bloquista Graciela Caselles, pero no estuvieron José Luis Gioja, Daniel Tomas ni Daniela Castro.

El jueves siguiente, en conferencia de prensa, Gioja y Tomas explicaron que no estuvieron por razones organizativas, porque fueron invitados sobre la hora y con cambios de planes sobre la marcha: que Mauricio Macri iba al límite argentino-chileno, que llegaba al refugio Sardina o que finalmente se quedaba en Barreal.

En efecto, tanto Tomas como la diputada Castro fueron invitados telefónicamente sobre la hora. Pero a Gioja no lo llamaron porque no debían llamarlo, según reveló una fuente calificada, por motivos políticos de alcance nacional. El sanjuanino no aparecerá en una fotografía estrechando la mano del presidente, entendiendo que la Casa Rosada podría utilizarla como un trofeo.

Gioja, que tiene altas chances de coronarse como presidente del Partido Justicialista, no tiene en mente allanarse a los términos del macrismo, que ha demostrado habilidad para el manejo de la imagen.

Esto no significa que el sanjuanino tenga el diálogo cortado ni mucho menos. Mantiene una cordial relación con el presidente de la Cámara de Diputados de Nación, Emilio Monzó, y con otros dirigentes de origen peronista emigrados al PRO. Pero esto no implica resignar el lugar de oposición.

El jueves 18 de febrero, seis días después de la eliminación de las retenciones mineras en Barreal, Gioja y Tomas dijeron en conferencia de prensa que el presidente vino a anunciar lo que ya estaba hecho en el mismo decreto que eliminó las retenciones al campo. Que lo único que agregó en esta ocasión fue el beneficio para los concentrados y los minerales no metalíferos. Y rechazaron la crítica de Macri al gobierno de Cristina Kirchner, sobre la no federalización de los recursos. Lo dicho: oposición.

Galería de fotos

Comentarios