La despedida

Gioja, a solas

Tras 12 años como Gobernador, Gioja compartió con Tiempo de San Juan sus últimos minutos en el poder, antes de hacer la entrega de los atributos de mando a Sergio Uñac y pasar a ser un referente nacional de la oposición como diputado nacional. Por Gustavo Martínez Puga
sábado, 12 de diciembre de 2015 · 18:00

Los primeros sorprendidos en la mañana del jueves 10 de diciembre último fueron los custodios de José Luis Gioja. Es que hasta ellos ya se habían acostumbrado a que, cada cuatro años, ése fuera un día de mucha actividad en la puerta de la casa de la calle Güemes, en Capital, donde los últimos 12 años se vivió una locura de periodistas, móviles, funcionarios, colaboradores y familiares de Gioja que entraban y salían de la casa desde temprano, acompañando a quien fuera el primer mandatario provincial en sus minutos previos a la asunción de un nuevo mandato.

Así había sido en el 2003, un poco menos en el 2007 y menos en el 2011. Pero el 2015, ya sin la expectativa de hacerse cargo del poder por un nuevo periodo de cuatro años, la postal fue muy distinta en la casa de Gioja: paz, mucha paz.

¿La soledad del poder? Tal vez. Pero a nadie pasó desapercibido que, si bien Gioja ya no es gobernador, tendrá un rol clave en la vida política nacional como referente de la oposición nacional en el cargo al que lo propusieron sus pares: Vicepresidente Primero en Diputados en la Nación.

Justamente a ese lugar en el Congreso de la Nación voló después de entregar los atributos a Uñac, por lo que esa mañana del jueves 10 de diciembre fue una mezcla de emociones y nervios en su seno íntimo.

"Yo le dije que se tenía que poner traje. Tiene que ir elegante”, se le alcanzó escuchar a Rosa Palacio, esposa de Gioja, desde la cocina, mientras preparaba un jugo de naranja para compartir con éste cronista, su hijo Franco, su esposo José Luis y uno de los custodios.

Siempre esquivo a las formalidades, cuando se le consultó si era un traje nuevo, Gioja se limitó a responder entre risas que "es el traje de verano”. De color azul oscuro, con corbata con celeste brillante y zapatos negros, al flamante diputado nacional se lo vio muy elegante.

Minutos antes le habían ido a comprar un gel para el cabello, ya que se le había terminado y su look lo requiere sí o sí.

Como lo hace todos los días después del accidente aéreo que sufrió el 11 de octubre de 2013, Gioja arrancó el día haciendo gimnasia rehabilitadora con su kinesiólogo. Luego se dio una ducha y recién entonces permitió el ingreso de Tiempo de San Juan, el único medio que acompañó a Gioja en esos momentos íntimos.

A diferencia del 2003, cuando el bullicio era ensordecedor y habían periodistas filmando y fotografiando a Gioja hasta en el momento que se peinaba en el baño, ésta vez el silencio era total. En el 2007 la presencia había entrado menos cantidad de tiempo y en el 2011 lo hicieron algunos medios. Pero siempre la presencia fue multitudinaria en el seno de ese hogar.

Gioja dio una explicación para esta diferencia entre esta vez y las anteriores: "Hoy el actor central de todo esto es el gobernador electo y estas cosas hay que entenderlas y entenderlas bien”.

En el ingreso de la casa se vieron algunos bolsos y una caja, que evidenciaba que Gioja se iba directamente del Auditorio Juan Victoria al Congreso.

"El fin de semana lo vamos a pasar con mi hija en Córdoba”, comentó Gioja, respecto de la visita que hará a su hija Flavia, religiosa de la orden de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Justamente la presencia de la única mujer de los cuatro hijos de Gioja fue lo que lo llenó de emoción en la asunción del 2011 en el Auditorio Juan Victoria. Antes, en el 2007 y en el 2003, ella no había podido acompañarlo en ese momento tan especial.

Quienes antes sí estuvieron en los momentos previos y ahora no fueron los otros hijos de Gioja: "Gastón está en su casa con su familia y Camilo no está”, comentó rápidamente Gioja, junto a su hijo Franco, quien siempre lo acompaña y hasta le entregó los atributos de mando en el 2011.

Después de más de una década dirigiendo a la provincia, y tras haber acostumbrado a los sanjuaninos a mostrarse él y su familia tal cual son, con total libertad y sencillez, la imagen de Gioja en la soledad un 10 de diciembre en que se cambió el gobierno, parecía cerrar un capítulo de la historia sanjuanina.

 


13
4

Comentarios