Aníbal se descargó con todo contra Bonadío

sábado, 10 de octubre de 2015 · 19:18

El jefe de Gabinete de la Nación y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el FpV, Aníbal Fernández, dijo hoy que el juez federal Claudio Bonadio es "poco serio" y que quiere "formar parte de la oposición", luego de que este lo citara a indagatoria en la investigación porpresuntas irregularidades en el Plan Qunita.

"Quiere formar parte de la oposición, regodearse con la medida. Es poco serio", dijo Fernández de Bonadio en declaraciones a la agencia de noticias DyN desde Mar del Plata, donde ese encuentra para participar en un acto de campaña.

Las irregularidades por las que Bonadío citó a Fernández tienen que ver con la revisión del proceso de licitación de los kits del Plan Qunita, de los que se entregaron 150.000 a un costo de 1.100 millones de pesos.

Una cuna, sábanas, toallas, ropa de bebé, un chupete, un mordillo, un termómetro digital, cremas y otros elementos para los recién nacidos son los elementos que componen el kit de Qunita, contra el que la legisladora porteña Graciela Ocaña presentó la denuncia por presuntas irregularidades, denunciando que Fasano SRL, la empresa que obtuvo la adjudicación de la mayor cantidad de kits, se dedica a negocios inmoviliarios y su facturación del año pasado fue de seis mil pesos.

Por la misma causa, Bonadio también citó al ministro de Salud, Daniel Gollán; al secretario de ese mismo ministerio, Nicolás Kreplak, y al ex titular de la cartera Juan Manzur.

Las sospechas de Bonadío se orienta a que hubo un sobreprecio en la compra de los kits del Plan Qunita, por lo que solicitó la indagatoria de una treintena de funcionarios y empresarios.

Estas citaciones a funcionarios y empresarios como acusados reavivan la pelea entre el Gobierno nacional y Bonadio, quien también investigó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunto lavado de dinero en la causa Hotesur pero fue apartado del expediente por supuestas irregularidades en su tramitación. También estuvo a cargo de la acusación contra el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por sospechas de corrupción en una obra para el Belgrano Cargas y de la investigación contra Guillermo Moreno por la compra de cotillón con leyendas contra Clarín.

La pelea entre Bonadío y el kirchnerismo llevó a que la mismísima presidenta Cristina Fernández dijera por cadena nacional, el 5 de agosto: "No le tengo miedo a ningún juez pistolero, mafioso o extorsionador", en clara alusión a él.


Comentarios