nuevas leyes

Sin dificultades, el gobierno consiguió media sanción a la modificación del estatuto del peón

Sin dificultades, el oficialismo logró que la Cámara baja aprobase la iniciativa para crear un nuevo estatuto del peón rural y evitó la movilización de la UATRE.
viernes, 16 de diciembre de 2011 · 08:54

 

El kirchnerismo logró a las 3 de la madrugada de este viernes la aprobación del proyecto del Poder Ejecutivo para modificar el actual Régimen de Contrato de Trabajo Agrario, creando un nuevo estatuto del peón rural.

Lo hizo sin la presencia en el recinto de los bloques del Frente Peronista, del Pro, y monobloque afines, luego del incidente ocasionado cuando el Frente para la Victoria decidió continuar con el tratamiento del temario de la sesión sin mediación de un cuarto intermedio.

A instancias del horario nocturno, el oficialismo también evitó una casi segurada masiva movilización del gremio de la UATRE, que fijó un férreo rechazo al proyecto del Ejecutivo.

El pleno de la Cámara baja aprobó con 174 votos afirmativos, 4 en contra y una abstención el dictamen de mayoría elaborado en base a la iniciativa del Gobierno. De esta manera, se desplazó el dictamen de minoría confeccionado a partir de un proyecto encabezado por Roberto Moullerón (Unidad Peronista) que cuenta con el respaldo del gremio que conduce Gerónimo Venegas.

El chubutense Mario Pais fue el encargado de exponer los fundamentos del proyecto del Ejecutivo. El diputado aseguró que “el proyecto propicia un trabajo decente”, es “moderno” y “toma las recomendaciones de la Comisión Nacional del Trabajo”.

También dijo que “se avanzó sobre el contrato de trabajo de prestación continua y discontinua” y “se elimina el período de prueba que quitamos definitivamente del régimen agrario”.

Pais agregó que la iniciativa establece jornadas de 8 horas diarias y 44 semanales, así como el pago de horas extras y límites a la jornada nocturna. En el mismo sentido, fija un descanso semana y prohíbe trabajar desde las 13 horas del día sábado hasta las 24 del día siguiente. Por otro lado, el proyecto “baja la edad jubilatoria de 65 a 57 años” y establece 25 años de aportes.

Al turno del radicalismo, el dirigente de Federación Agraria Pablo Orsolini adelantó que su bloque no acompañará el dictamen desde el artículo 106 en adelante. Tiempo después, su compañero Ulises Forte lamentó que el tratamiento del proyecto se diera “a escondidas” de los trabajadores rurales. “Me impresiona que en un parlamento no se pueda parlamentar por el apuro de sacar leyes”, dijo.

Luego, Moullerón defendió su iniciativa que cuenta con la “representación de los productores y trabajadores rurales”, si bien reconoció que ambos dictámenes “comparten el mismo espíritu”.

Al igual que lo hizo durante el tratamiento en comisión, el diputado remarcó las diferencias entre ambos proyectos. En primer término, mostró sus diferencias en cuanto al ámbito de aplicación: según Moullerón, el oficialismo lo establece según un criterio geográfico, pero debería ser según la naturaleza de la actividad rural, ya que el mismo se podría desarrollar en el ámbito urbano.

En segundo orden, el diputado rechazó la “bolsa de trabajo” que propone el proyecto del Ejecutivo. Finalmente, dijo que el otro tema de disidencia es “dejar de lado el RENATRE” (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores).

Moullerón concluyó diciendo que “lamentablemente este proyecto subyace un espíritu de venganza” contra el secretario general de la UATRE, Gerónimo Venegas.

Nuevo Régimen de Contrato Agrario

Se trata de un proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo que busca modificar el actual Régimen de Contrato de Trabajo Agrario, creando un nuevo estatuto del peón rural.

De esta manera, se les reconocería a los peones derechos tales como remuneraciones mínimas determinadas por el Consejo Nacional de Trabajo Agrario, que no podrán ser menores al salario mínimo vital y móvil y establecimiento de períodos y lugares de pago.
Además, se prevé la prohibición del pago en moneda distinta a la de curso legal; la bonificación por antigüedad; la prohibición de deducción del salario del valor de mercaderías provistas por el establecimiento y que la jornada de trabajo no podrá exceder de 8 horas diarias y 44 horas semanales, desde el lunes hasta el sábado a las 13 horas.

Se estipula, también, el reconocimiento de horas extras; el descanso semanal; las condiciones adecuadas de higiene y seguridad; la provisión de ropa de trabajo por parte del empleador y el otorgamiento de licencias de la ley de Contrato de Trabajo y licencias especiales.

Otros artículos establecen la prohibición del trabajo de menores de 16 años bajo cualquier modalidad; la regulación del trabajo adolescente y las condiciones de vivienda digna.

Los empleadores, además deberán garantizar una alimentación de los trabajadores rurales “sana, suficiente, adecuada y variada, según el área geográfica y la actividad que desarrollen”.

Las condiciones del proyecto, según el texto, estarán pactadas en los convenios y acuerdos colectivos de trabajo, “teniendo en consideración las características propias de los distintos sectores, ramas y áreas geográficas que comprende la actividad agraria”.

Además, se pretende eliminar el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), y crear en su lugar un Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA).

Comentarios