Todo el color en Diputados

El carisma de Uñac, el diputado discapacitado y la jura a domicilio

Al momento de asumir como vicegobernador, Sergio Uñac rompió el protocolo dos veces; el discapacitado Gastón Díaz se llevó todos los aplausos y saludos al asumir como diputado. Y al diputado por Ullum le debieron tomar juramento en su banca por cuestiones de salud.
sábado, 10 de diciembre de 2011 · 20:42
A las siete en punto arrancó la Primera Sesión Extraordinaria de la nueva cámara de diputados de la provincia, donde hubo momentos en donde el riguroso protocolo se vio alterado. El primero de ellos fue cuando el entrante vicegobernador Sergio Uñac pidió “disculpas” por los errores que pudiera cometer. “Vengo del ejecutivo”, se excusó. Y se dirigió al Gobernador diciéndole “no se si tenga toda la capacidad, pero sí toda la voluntad”. Como si lo hubiera presagiado, a la hora de tomar juramento, Sergio Uñac se olvidó de cerrar ese acto diciendo “Dios y la Patria me lo demanden”.

Luego Uñac volvió a salirse del protocolo cuando, aprovechando que se salió de la presidencia para ir hasta la banca del diputado Leopoldo Soler a tomarle juramento, caminó unos pasos más y aprovechó para darle un apretón de manos al gobernador José Luis Gioja y al intendente de Coquimbo, Chile, Sergio Gahona.

Otro momento de aplausos contundentes en la nueva cámara de diputados fue cuando el joven discapacitado Gastón Jesús Díaz Pizarro prestó juramento. Todos se pusieron de pie e, incluso, cuando retornó a su banca, caminó un poco más y saludó al gobernador Gioja y autoridades que estaban en el palco.

Finalmente, como el diputado por Ullum Leopoldo Soler no podía desplazarse hasta la presidencia porque había sido intervenido quirúrgicamente, Sergio Uñac y un secretario con el diploma de diputado provincial se trasladaron hasta su banca y le tomaron juramento. Emocionado, Soler juró “por el honor de mi familia y el pueblo de Ullum”.

Comentarios