Homicidio en San Martín

Hicieron inspección ocular en el lugar donde ocurrió el crimen del anciano golpeado y apuñalado

El pasado 6 de diciembre de 2016, Rafael Sillero fue hallado muerto en el interior de su casa con 7 puñaladas y varios golpes. Después de más de tres años, el único sospechoso, su vecino que en aquel tiempo tenía 17 años, empezó a ser juzgado por la Justicia de Menores.
martes, 7 de julio de 2020 · 12:37

El crimen de Rafael Sillero el pasado 6 de diciembre de 2016, en San Martín fue aberrante. Fue hallado con muchos golpes y un total de siete apuñaladas en todo su cuerpo. Ahora después varios años, el único sospechoso, un joven que en aquel momento tenía 17 años y que ahora tiene 20, empezó a ser jugado por el juzgado de menores.

En esta ocasión, fuentes judiciales se hicieron presentes en la escena donde ocurrió el crimen, domicilios ubicados por calle Sarmiento, en San Martín; con la intención de hacer una inspección ocular del hecho “para dejar en claro algunos testimonios y tener una imagen física donde ocurrió el hecho” explicó fuente judicial.

A la izquierda la jueza Camus a la derecha fiscal, Capdevilla.

En estas últimas dos semanas se ha estado llevando a cabo la etapa del debate en el juicio. Gran cantidad de testigos dieron a conocer sus testimonios. Además de todas las pruebas que aportó la Policía, la División Criminalística, psicológica, entre otras.

Fuentes oficiales de la justicia expresaron que ahora el abogado defensor pidió que se agreguen otras pruebas y ya la causa pasaría a alegatos, para posteriormente pasar a la sentencia final que la jueza, María Julia Camus, determinará.

Personal de Criminalística detallando la distancia de la casa del presunto homicida con el de Sillero. alrededor de unos 20 metros.

En el lugar del hecho se logró corroborar que la casa de Sillero y el presunto asesino tenían comunicación, ya que hay varios agujeros en el cerco perimetral que divide una propiedad de la otra. También se determinó donde fue hallado el anciano y también los tres cuchillos que habría usado el homicida, y que posteriormente fueron secuestrados por la policía. Fuente judicial, confirmó que dos de esas armas cortopunzantes coinciden con los testimonios de testigos.

Palabras de la jueza Camus:

 

Comentarios