en qué quedó el caso

Empresario sanjuanino que dio vuelta un fallo: un tribunal superior ya revisa la absolución

Se trata de Sergio Vallejo, quien fue condenado por Flagrancia por violar la cuarentena pero la Cámara de Apelaciones lo libró de culpa.
martes, 7 de julio de 2020 · 13:52

El caso del empresario sanjuanino Sergio Vallejo suma un nuevo capítulo tras la presentación formal del jefe de fiscales de Flagrancia en Casación para que revise el fallo de la Cámara de Apelaciones que lo absolvió, luego de haber sido condenado por violar la cuarentena y obligar a trabajar a sus empleados en la fábrica textil de su propiedad. 

Aunque el juez de la justicia exprés Federico Rodríguez encontrara culpable al dueño de Zonda Safety Gear y lo condenara a un año y 6 meses de prisión condicional y lo obligara a pagar 80 mil pesos en concepto de costas, su defensa apeló la decisión y el juez de Cámara Martín Heredia Zaldo le dio la derecha tras entender que en su taller se desarrollaban tareas vinculadas con la actividad minera, exceptuada durante la cuarentena. 

Frente a esto, el Coordinador General de Fiscales Daniel Guillén presentó el recurso de casación para que el tribunal superior revise ese fallo que favoreció al acusado y ahora que le corrieron vista a la defensa de Vallejo -representada por Martín Turcumán- tendrá que realizar su descargo, según comentaron fuentes judiciales. 

Si bien se desconoce cuál será el descargo de la defensa, se estima que la presentación avale la sentencia del juez de Cámara e insista con que el imputado trabaja como proveedor y fabricador de los EPP (elementos de protección personal) para el sector minero, mientras se espera que se fije la fecha de audiencia en la Corte para tratar el tema. 

Para los representantes del Ministerio Público, fue injusto que el propietario de la fábrica textil no cumpla con una pena porque consideran que sí infringía el Artículo 205 del Código Penal, impuesto durante la pandemia. "Entendemos que tenemos los fundamentos suficientes como para que la Corte ratifique el fallo de primera instancia porque no sólo es opinión del Ministerio Público sino que un juez lo declaró culpable con grado de certeza. Vamos a insistir con la condena de Sergio Vallejo", había manifestado Guillén. 

Vallejo fue denunciado anónimamente por infringir el aislamiento social y en su taller textil se desplegó un operativo policial que se replicó en otras dos empresas -Maxi Brant y Zoberano-. A diferencia de los representantes de las firmas, Isaías Brant y Jorge Fabián Zukerman -supervisor en la firma, propiedad de Ángel Zoberman-, que acordaron una pena de 8 meses de prisión condicional en un juicio abreviado, Vallejo se sometió al juicio oral y público que terminó con la sentencia en su contra.

Durante los alegatos del juicio, la Fiscalía había solicitado al juez una pena de 2 años de prisión en suspenso por considerarlo responsable de violar el aislamiento social obligando a trabajar a sus empleados, como así también de la comisión de resistencia a la autoridad, falsedad documental e ideológica. Sin embargo, el juez Federico Rodríguez le bajó la condena por violar la cuarentena y por resistencia a la autoridad, mientras que lo absolvió de los otros dos delitos.

La defensa representada por Martín Turcumán apeló la decisión de Flagrancia y consiguió que la Cámara de Apelaciones revocara el fallo dictado por Rodríguez.  

 

 

  

 

 

 

Comentarios