Ataque brutal en Villa San Damián

Demencial: una chica desfiguró a otra con un cuchillo, pero parece que se confundió de persona

La agresora fue a buscarla a su casa y sin mediar palabras la agredió con un Tramontina. Le tajeó la cara y además la golpeó, aparentemente por celos.
jueves, 21 de mayo de 2020 · 23:19

Los celos enfermizos, esta vez en una chica, desató un demencial ataque a cuchillazos contra otra joven a la cual tajeó el rostro y dejó desfigurada. El sangriento episodio sucedió este miércoles último en la puerta de una casa de Rawson. La atacante supuestamente fue a querer vengarse de la otra muchacha por la disputa de un novio y le terminó marcando la cara para siempre. Lo increíble es que parece que se equivocó de persona.

Rocío Ponte, de 21 años, no olvidará nunca lo que le hicieron. La otra chica le produjo una herida que le atraviesa la mejilla derecha –le practicaron 25 puntos de sutura-, otro corte en la parte derecha de la frente, un tercer tajo en un brazo y un puntazo en el abdomen. También la tomó de los cabellos y la golpeó en la cabeza. Las lesiones no comprometieron su vida, pero fueron dañinas.

Gabriela Torres, la amiga de Rocío, fue testigo del ataque en la puerta de una vivienda de calle Fray Luis Beltrán de Villa San Damián. Todo ocurrió el miércoles alrededor de las 15. Lo que contó esta joven fue que fumaban un cigarrillo en la vereda, cuando apareció por atrás esa otra chica, a la que identificó como Antonella Flores, junto a su novio Lucas Ortiz. A éste último lo conocen porque su familia vive en el barrio.

“No la vimos venir. Esta chica agarró por la espalda a Rocío, la tiró de los pelos y de la nada le metió los cuchillazos en la cara. No entendíamos nada. Fue de repente. Rocío le largó unas manos para que la soltara, pero ahí le abrió el brazo con el cuchillo y le dio otros puntazos”, relató Gabriela, quien en ese instante quiso defender a su amiga, pero el novio de la agresora la frenó.

La testigo aseguró que la agresora le siguió largando puntazos a su amiga hasta que se partió el cabo y se le cayó el cuchillo. Después salió corriendo, con su novio por detrás. Ambos escaparon a la esquina y desaparecieron por calle Magallanes. A todo eso, Gabriela auxilió a Rocío, le limpió la sangre y llamó a la Policía.

“Ni Rocío ni yo le hicimos nada a esa chica. Esta se confundió o estaba empastillada. A Lucas Ortiz lo conocemos por el hermano y porque la familia es del barrio, pero nada más lo saludamos. Esa chica es de Villa Marini, de Santa Lucía, y ahora lo ubicamos por Facebook. Dicen que es celosa, pero no sé qué habrá pensado. Habrá creído que le quería quitar el novio”, aseguró Gabriela. Por lo que averiguaron los policías de la Seccional 25ta, aparentemente, fue una confusión y la tal Antonella se equivocó de persona, pero es claro que quería vengarse por cuestiones sentimentales. Tanto la víctima como la amiga aportaron el nombre de la atacante, pero todavía no estaba detenida.

 

Comentarios