Sala II Cámara Penal

Juzgan a una pareja por presuntamente amenazar y desvalijar a dos menores en Capital

El hecho ocurrió hace dos años. Los presuntos delincuentes serían pareja y les habrían robado con una tijera. ¿Cómo los atraparon? De una manera insólita. Los detalles.
jueves, 8 de agosto de 2019 · 13:53

Todo ocurrió el pasado 21 de agosto del 2017, sobre las 19. Una parejita de menores caminaba por Av. Ignacio de la Roza y, al llegar a la intersección con calle Nuche, son abordados por una moto ocupada por otra pareja de presuntos delincuentes. Éstos los frenan, con una tijera amenazan a la chica y les piden todas sus pertenencias.

Con la amenaza de asesinarlos, los adolescentes les entregan lo que tenían en sus bolsillos. El muchacho les dio su celular IPhone 7 Plus -el que hacía poco se lo había traído un familiar de Estados Unidos- y su billetera, la que contenía $300 y documentación varia. Por su parte, la chica le entregó su celular Motorola X2, su bolso con $1.800 y documentación varia y una campera tipo parka, de color negra. Luego de ello, los maleantes, encascados, escaparon en la moto. Tras el robo, los chicos, en compañía de sus padres, se dirigieron hacia la Comisaría 28° para realizar la denuncia pertinente, dando detalles precisos de lo ocurrido.

Las casualidades de la vida llevaron a que los posibles ladrones sean atrapados al día siguiente. El 22 de agosto, los menores salían de la escuela y caminaban por la peatonal sanjuanina. Ingresaron a un local de venta de productos de electrónica y al salir, observaron a una mujer con la campera parka robada y preguntándole a un vendedor si había una posibilidad de poder desbloquear un IPhone 7 Plus.

Todo esto es escuchado por las víctimas, quienes rápidamente se van hacia el exterior del local en busca de un policía que los auxiliara. A los pocos metros encontraron un efectivo, al que le contaron lo sucedido y decidió ir a entrevistar a la mujer. Tras parecer sospechosa, la trasladaron hacia los calabozos de la Comisaría Primera.

Justamente, cuando los chicos estaban reconociendo sus elementos robados en la dependencia policial, fue el novio de la detenida a llevarle algunas pertenencias. Los menores pudieron reconocerlo como el otro sujeto que acompañó a la aprehendida el día del robo por lo que ambos sujetos quedaron detenidos.

La causa recayó en el Segundo Juzgado de Instrucción, a cargo del juez Pablo Flores. Luego de la etapa probatoria, el magistrado de primera instancia decidió procesar a ambos detenidos -identificados como María Florencia Perisotto y Maximiliano Ruarte-  por el delito de robo agravado por el uso de arma.

Después de dos años, en agosto de este año, la causa fue elevada a juicio y quedó en manos de la Sala II de la Cámara Penal, presidido por el juez Ernesto Kerman. Ya declaró la chica víctima, el muchacho damnificado no pudo hacerlo ya que sigue siendo menor. También prestaron declaración los acusados y todos los testigos. Una en particular es la madre de Ruarte, quien presentó algunos videos en los que se mostraría a su hijo en su lugar de trabajo (en un lavadero, precisamente) pero las imágenes serían dudosas, por lo que requieren de un minucioso estudio del camarista.

Lo cierto es que el próximo martes será la etapa de alegatos, en la que los imputados tendrán la posibilidad de defenderse por última vez. Luego, será el momento del juez Kerman, quien decidirá, en base a las pruebas recabas, si los acusados fueron o no los que debilitaron la tranquilidad de los menores aquel 21 de agosto de 2017.

Comentarios

Otras Noticias