Primer Juzgado de Instrucción

Portero preso por una mentira: ahora investigan el entorno de la menor

Después de que el ADN entre el hijo de una alumna y el acusado de violación diera negativo, fuentes judiciales señalaron que sospechan que la denunciante tapó al responsable.
jueves, 07 de marzo de 2019 · 16:02

A una semana de que saliera a la luz el escandaloso desenlace con el caso del portero de La Bebida acusado de violar y embarazar a una alumna, en el que el sospechoso fue librado de culpa pues se comprobó que la menor mintió, fuentes judiciales que trabajan en la causa sostuvieron que ahora se investiga al entorno de la denunciante para despejar dudas. 

Es que si bien una prueba de ADN (entre el sindicado y el bebé recién nacido) descartó que el denunciado hubiera abusado sexualmente de la joven de 14 años -que asistía al mismo establecimiento educativo en el que desempeñaba tareas de limpieza-, para la Justicia aún quedan cabos sueltos y se sospecha que haya encubierto a alguien.

"Si bien de oficio no podemos actuar porque el caso está cerrado, vamos a llamar a la madre de la niña para que amplíe la declaración, si así lo desea", sostuvo la fuente judicial. En ese sentido, la causa podría tomar un nuevo rumbo si la denunciante decide darle continuidad, basada en argumentos válidos.

Algunas versiones indican que sí habría existido el abuso contra la menor pero que, por alguna razón, lo mantuvo en secreto para encubrir al responsable, que también la embarazó. A partir de ello, desde el Primer Juzgado de Instrucción señalan que no quieren pasar por alto el dato y ahora la lupa está puesta en el entorno familiar de la joven. 

En un principio, cuando explotó el caso, los mismos compañeros de la institución educativa pusieron los ojos en el padrastro de la joven. Esto para los investigadores resulta inverosímil por diversos motivos que no dieron a conocer. Lejos de ser datos, rumores dirigen la atención en el vínculo de la niña con sus tíos, tema que resuena en La Bebida pero que no pudo ser confirmado desde Tribunales. 

Sobre la declaración testimonial que ofreció la menor, su historia nunca resultó convincente para quienes instruían la causa sobre todo porque el abuso que denunció -en su relato- sucedió en un baño de la escuela (EPET Nº6), durante el horario de clases. En el transcurso del proceso judicial que inició en octubre de 20187, el denunciado permaneció preso más de dos meses y medio. Más tarde sería absuelto por el juez Benito Ortíz, que se valió de un cotejo sanguíneo negativo. 

En el caso de que la investigación continuara, no se descarta que la niña vuelva a sede judicial para esta vez decir la verdad. No obstante, desde el juzgado se mantuvieron cautos con lo que podría pasar pero aseguraron que habrá novedades la semana próxima.   

Comentarios