muerte y excesos

¿Mataron a Natacha Jaitt o fue una desgracia?: opina un psicólogo forense sanjuanino

El fallecimiento de la mediática genera polémica y todavía no se descarta que se trate de un homicidio, por lo que las pericias serán vitales. La opinión de un especialista local.
domingo, 03 de marzo de 2019 · 14:02

Desde que se conoció el fallecimiento de Natacha Jaitt, noticia que causó conmoción en la opinión pública, los medios de comunicación nacionales no han dejado de publicar ni un solo detalle en torno a la muerte de la mediática, la cual aún no se descarta de forma oficial que haya sido un homicidio, a pesar de que las primeras pruebas indicaran lo contrario.

Especulaciones, teorías conspirativas, nombres y delitos alrededor del fatídico desenlace son el cóctel ideal para el caso del que hablan todos. Aparir de ello, Tiempo de San Juan le consultó al psicólogo forense y especialista en la materia, Santiago Salina por el tema. ¿Se puede montar una escena del crimen y que los investigadores no lo noten? ¿Sirve una autopsia psicológica en estos casos? ¿Por qué una persona termina muerta en un contexto tan turbio?

La información que se maneja sostiene que, según las pericias al cuerpo, la mujer no tenía signos de violencia y la causa de la muerte estaría ligada a una falla cardíaca. Ahora bien, las hipótesis que sospechan de un homicidio indican un posible envenenamiento o una sobredosis. Es por ello que se llevan adelante análisis toxicológicos que confirmen o desechen esa línea de investigación. 

La familia de Jait argumenta que la escena se armó, sin embargo, para el especialista local consultado resulta difícil montar una escena del crimen y que aquellos que investigan no lo noten. "Se puede armar previamente a que el cuerpo sea hallado, pero es sencillo que se detecte. Son detalles que dan cuenta a los peritos y van desde un zapato tirado, la distancia y el posicionamiento del cuerpo, en efecto son tantos que no pasan por alto para quienes buscan saber qué paso", explica. 

Si bien aclara que muchas veces la escena se contamina -con la circulación de muchas personas sin autorización-, es difícil armar algo y que sea creíble. Por eso se cercan, se manejan con extremo cuidado para no dejar escapar nada. "No existe el crimen perfecto, sino investigaciones dudosas", señaló. 

A pesar de la distancia que se tiene con los hechos y las opiniones encontradas sobre lo que le sucedió, para Salinas hay una sola certeza en todo el cuadro que representa la trágica muerte: el desequilibrio emocional. "Era notable su estado emocional, en las entrevistas televisivas se veía a una persona inestable en sus emociones. Se enojaba rápido, al ratito lloraba, gritaba, reía, todo de un momento a otro", describe. 

En ese aspecto, el profesional indica: "Ese nivel, que no es de locura, puede llevarte al descontrol en todo sentido. Las personas que se encuentran en ese estado creen que todo lo pueden, que tienen la sartén por el mango y la realidad es otra. Tal vez creía tener información clasificada, se sentía poderosa en indestructible y posiblemente el cuerpo le haya pasado factura de eso".

Si bien nada justifica que haya muerto o que la hayan ultimado, sea como sea la historia al final, para Salinas el exceso lleva a más excesos y por ello manifiesta que sería interesante contar con una autopsia psicológica que confirme o descarte la línea de investigación. Tan nombrada en el último tiempo por el uso que se le dio en el caso Nisman y acá en San Juan con el presunto matricidio, el estudio trabaja con el entorno y ese mismo daría respuestas. 

"En ese tipo de autopsia, se busca conocer a la persona muerta mediante datos proporcionados por la familia, los amigos y cercanos que pudieran llevarla a la muerte. Son preguntas estructuradas que dan cuenta el vínculo del fallecido con el mundo", detalla el profesional al mismo tiempo de completa: "Ese material sirve a los jueces para tener un panorama más amplio y profundo que corroboren ciertas teorías". 

No obstante, aseguró que el cuerpo habla y casi siempre son concluyentes las pericias. ¿Serán entonces la clave para resolver el caso? ¿Quién sabe? En los próximos días habrá novedades del caso del que todos se hacen eco. 

 

 

 

Otras Noticias