siniestro fatal

Confirmado: el policía que atropelló y mató a un abuelo en Jáchal estaba alcoholizado

Fuentes judiciales confirmaron que el efectivo de 27 años estaba ebrio al volante para la ley, cuando embistió a Agustín Cruz Luna hace una semana atrás.
miércoles, 13 de marzo de 2019 · 11:38

Después de que un hombre de 82 años falleciera el último miércoles en Jáchal, tras ser embestido por un automóvil que conducía un policía que quedó detenido, fuentes judiciales confirmaron que Miguel Saavedra estaba alcoholizado al momento del incidente, lo que representa un agravante para su imputación y ello se verá reflejado en su condena al momento de ser juzgado. 

Acorde a la información a la que accedió Tiempo de San Juan, el miembro de la Policía de San Juan que fue sumariado tenía dos veces más de lo permitido (5,5%) ya que presentaba 1,5 grados de alcohol en sangre por lo que sería procesado por homicidio culposo agravado por el consumo de alcohol.

Sin embargo, esta imputación está sujeta a modificaciones ya que se espera por el resultado de las pericias planimétricas realizadas en el lugar de los hechos, luego de que la familia del conductor tras las rejas asegurar que la culpa del siniestro la había tenido el abuelo que perdió la vida. 

Saavedra permanece en la Comisaría 18º de Albardón, donde fue trasladado por razones de seguridad ante la posibilidad de algún tipo de represalias en la Seccional 22º de Jachal, según informaron las autoridades. En los próximos días se presentará en sede judicial para prestar declaración y ofrecer su versión de los hechos. 

La víctima se trasladaba en su bicicleta hacia el Hospital San Roque para visitar a su mujer, que se encontraba delicada por una enfermedad y allí internada. En el camino fue atropellado por un efectivo policial; rápidamente fue trasladado al nosocomio jachallero pero a los pocos minutos de llegar, falleció. 

Un día después, por cosas del destino, su esposa también perdió la vida y por ello sus hijos y nietos decidieron despedirlos juntos el último jueves. Sus familiares decidieron no cuestionar al efectivo policial y esperar a "que la Justicia defina todo".