PERITOS DE PARTE

Polémica con la ex Cámara Gesell: dicen que hubo “tendenciosidad” y que “no hay abuso”

Hablan los dos psicólogos del estudio jurídico que denunció penalmente a la jefa de la ex Cámara Gesell por el peritaje en el caso de un bodeguero preso. También aportaron un peritaje al video.
miércoles, 15 de marzo de 2017 · 20:22

Margarita Marsan y Pablo Alfredo Novara son los dos psicólogos que hicieron una investigación a las tres cámaras Gesell que hicieron a los tres niños supuestamente abusados por bodeguero, quien está en prisión esperando una resolución de la Corte de Justicia sobre su excarcelación y, por otro lado, la elevación del caso a juicio.

El martes último, la abogada porteña Patricia Anzoástegui y el abogado sanjuanino Fernando Bustos Laspina denunciaron penalmente por falso testimonio a Inés Rodríguez, jefa de lo que era la Cámara Gesell, hoy el centro de Atención al Niño Víctima (AVINI). En la denuncia también acompañaron el peritaje a los videos, donde dicen que hay serias irregularidades.

Margarita Marsan es una de los peritos que fundamentó la denuncia contra Rodríguez. Es psicóloga y perito del equipo técnico del estudio jurídico que representa Anzoástegui. La profesional analizó las tres cámaras Gesell del polémico caso y dijo que, "por un lado, el rol de la entrevistadora no obedece a criterios que corresponden porque sus preguntas son capciosas. Va induciendo a los niños a contestar determinadas preguntas tratando de que utilicen siempre términos relacionado a lo genital, a connotaciones sexuales; les hace un interrogatorio no dejando lugar al tiempo y al espacio de los chicos para que a su manera puedan hablar de eso. Va repreguntando constantemente. Por ejemplo cuando el chico más pequeño no contesta, le cambia la pregunta o le pregunta encima y lo va llevando. El nene sale con un grado de ansiedad inmenso. Eso le produjo y le va a seguir produciendo secuelas”.

Según Marsan, no solo la Cámara Gesell al más pequeño de los niños estuvo mal hecha, sino que también con las dos a los niños más grandes: "Con los niños más grandes, los recursos son desorganizados y ella –por Rodríguez- los va llevando para que tenga alguna coherencia porque el discurso de los niños, en un caso, no tiene coherencia. Con las preguntas va armando alguna historia. Y pareciera que ella los va induciendo para decir lo que dicen. Por otro lado está la otra nena que tiene un discurso más claro y contradice lo dicho por el hermano”.

"NO HAY SIGNOS DE ABUSO”

 

Bajo ese análisis, Marsan llega a la conclusión que "el discurso no es creíble, de ninguno de los dos, porque el más chiquito ni siquiera puede hablar. En los tres casos sí observe que los chicos están expuestos a una situación de mucha carga sexual. En tal caso, los más grandes están en una etapa evolutiva que están más preparados para recibir eso que el chiquito de dos años y medio lo reciba. Me parece un horror que ella cargue toda la hora o lo que duró la entrevista con todas esas connotaciones sexuales en un chico que no tiene ni la edad ni material físico ni procesamiento psíquico para procesar eso. Por lo tanto sale sobrecargado, se hace pis… a mi criterio el trabajo está mal hecho y no sigue los criterios, por lo tanto no es para ser tomado en serio los testimonios de los nenes tampoco, por lo que considero que no hay signos de abuso como ella dice”.

De acuerdo a la experiencia de Marsan, el trabajo hecho por la jefa de la ex Cámara Gesell "no es un error frecuente. Habrá quien lo haga pero no corresponde”.

Leé más: Denunciaron penalmente a la jefa de la Cámara Gesell

"INCLINÓ LA CANCHA”

El otro perito que hizo un informe para el estudio jurídico contratado por el empresario bodeguero es Pablo Alfredo Novara, un psicólogo especialista en psicología forense. Analizó las tres cámaras Gesell, centrado en la cuestión técnica y en la credibilidad de los testimonios.

"Hay muchos errores técnicos. Si bien no hay un único protocolo internacionalmente aceptado en lo que es entrevista de recepción de testimonio, sí hay distintos protocolos y tienen muchos aspectos en común. Las entrevistas tienen distintas fases. A mí me parece que en las tres cámaras la profesional que hace las entrevistas se va corriendo de estos protocolos y va incurriendo en una serie de errores técnicos, en tanto a abordar un tema, irse a otro; después repetir preguntas, excederse en hacer preguntas directivas; muy pocas preguntas abiertas que propicien una narrativa abierta por parte del niño”.

El psicólogo Novara asegura que el trabajo de la sanjuanina Rodríguez termina incidiendo en el relato de los niños: "Este exceso de preguntas cerradas orientadas a comprobar el abuso, a mi criterio, a la entrevistadora le sirve para hipotetizar el abuso”.

Novara también analizó el trabajo de Rodríguez desde el punto de vista técnico: "En cuanto a la actuación de ella, me parece que hay muchos errores. Hice un informe de 30 páginas que ya están en el expediente. Es difícil pensar que no hay tendenciosidad, parecería que está inclinando la cancha para que gane un equipo”.

El psicólogo forense también hizo una evaluación de los testimonios de los tres niños.

"Son tres distintos. En uno, en el niño más pequeño ni siquiera hay testimonio. No llega a configurar ni lúdicamente ni gráficamente ni verbalmente un relato de algo que le pasó. Acá hay un error muy importante: la perito trata a un niño muy pequeño como si fuera más grande. Para el tratamiento y las entrevistas con niños muy pequeños hay recursos más expresivos. La perito prácticamente no se los ofrece. Y sí se excede en ofrecérselo a los niños más grandes que no necesitarían estos recursos. Lo cual también es sugerente y llamativo”.

Respecto del testimonio de los niños más grandes, el psicólogo Novara asegura que "en el caso de los niños más grandes, para analizar un testimonio de recepción hay criterios establecidos y reconocidos internacionalmente. A mí entender en el análisis esos testimonios sometidos a esos criterios no reúnen una cualificación ni una cuantificación como para decir que el testimonio que brindan es creíble. Para mí no es creíble”.

El perito forense también concluye en que "no se puede deducir de esto que hayan sido víctimas de un abuso, tal y como ellos lo presentan. Hay mucha contradicción entre los dos niños y en el discurso de cada uno, en el relato. Ese es un elemento fundamental”.

LOS VIDEOS

Por otro lado, como parte de la prueba para la denuncia por falso testimonio, en la denuncia contra Rodríguez aportaron el peritaje hecho a los videos de la ex Cámara Gesell por la informática porteña Patricia Mónica Delbono, quien denunció serias irregularidades.

 

 

 

 

 


 

Comentarios