INVESTIGAN EL AUDIO

El video del reo en el Penal, clave para resolver el crimen

Autoridades judiciales aseguraron a Tiempo de San Juan que en los audios del video que trascendió sobre el crimen de Ramón Zalazar, podría estar una pista para descubrir quién mató al interno.
miércoles, 06 de enero de 2016 · 22:00

Después de que trascendiera el video en el que se ven los últimos minutos de vida de Diego Ramón Zalazar, el preso asesinado en el Penal de Chimbas, se desató la polémica. 

 Ahora autoridades judiciales confirmaron a Tiempo de San Juan que investigarán sobre los audios del video en el que, supuestamente, se escucha a un reo gritar de fondo "fue un mano a mano", haciendo referencia a que se trató de una pelea limpia. 

Cabe tener en cuenta que, ni los familiares, ni el abogado de Zalzazar, pidieron la habilitación de feria judicial. Esto quiere decir que no se tomarían medidas nuevas en la investigación hasta tanto no termine el receso en Tribunales, es decir, en febrero. 

Mientras tanto ya pasaron siete días desde el crimen de Zalazar y la policía aún no sabe quién le dio las cuchilladas que terminaron con su vida camino al hospital, el pasado 30 de diciembre. 

 

CASO ZALAZAR

La sorpresa y la única pista en el crimen de un preso adentro de la cárcel

El juez Pablo Flores inspeccionó el sector de la cárcel en el que se produjo el homicidio de un interno condenado a prisión perpetua. El código tumbero dificulta la investigación. Por Gustavo Martínez Puga

La sorpresa y la única pista en el crimen de un preso adentro de la cárcel

El dato que llama la atención: el crimen del interno Diego Ramón Zalazar (30) fue en un pabellón donde están los presos con buena conducta; la mayoría trabaja y el preso asesinado no estaba identificado con problemas de conducta, por el contrario, además de portarse bien era una persona que trabajaba y había demostrado no querer tener más problemas, según fuentes judiciales.

La pista firme: las manchas de sangre. Algunas de ellas estarían en las prendas de los presos y otras en el lugar donde fue mortalmente apuñalado el preso Zalazar.

Investigar un crimen adentro del Penal es distinto a un hecho que se produzca afuera. El principal obstáculo es el código tumbero, donde jamás un preso delata a otro, por lo que nadie nunca ve ni escucha nada que pueda llegar a meter a otro preso en problemas legales.

Eso hace complicado el trabajo judicial para llegar a saber quién mató a Zalazar.

De lo que no tienen dudas los investigadores es que fueron, por lo menos, dos los presos que participaron del ataque.

Ahí es donde las manchas de sangre se convierten en el mejor GPS para dar tratar de reconstruir el hecho y dar con los autores.

Siguiendo esa pista es que el juez penal en turno, Pablo Flores (Segundo Juzgado de Instrucción), estuvo durante la madrugada y hasta las primeras horas del día en el Anexo 3 Sector 1. Allí recolectaron todas las pruebas necesarias para tratar de romper el cerco del código tumbero y dar con los autores del crimen.

 


 


1
1

Comentarios