Drama

El ciclista al que le “cortaron” las piernas

Víctor Navarro es albañil y corredor de ciclismo Libre. Hace una semana le robaron su bicicleta Trek con la que pensaba correr en la temporada. Es el segundo robo que sufre en menos de un año. Por Carla Acosta.
miércoles, 16 de septiembre de 2015 · 09:29
Por Carla Acosta

El año pasado, a punta de pistola, dos delincuentes le quitaron la bicicleta con la que corría en ciclismo Libre. Este año, después de trabajar duro como albañil y con la ayuda de su papá, logró armar otra bici con la que soñaba arrancar la temporada. Sin embargo a Víctor Navarro (30) otra vez le cortaron las piernas: a una semana de la competición le sustrajeron la Trek azul del interior de su casa y ahora pierde las esperanzas de volver a pedalear. 

"Es muy difícil, a veces pensás que no tenés que correr. Me siento frustrado por el esfuerzo que hice para llegar a tener esa bici- valuada en $9 mil pesos- y que después ellos la terminen vendiendo por unos pesos, te genera bronca. Estaba entusiasmado por arrancar la temporada, quería llegar lejos, ese era mi objetivo”, cuenta Víctor, acongojado.

Dice que su historia con la bici arrancó cuando tenía siete años gracias a su papá, quien también tiene una relación particular con el deporte por ser masajista de UPCN Voley y Alianza, del Federal B. Corrió con Emmanuel Saldaño en infantiles y actualmente lo hace en el ciclismo Libre, en donde lo apodan el "Misil” y se convirtió en campeón sanjuanino en 2005. Hoy, su pasión por las dos ruedas se la truncaron. 

Cuenta que no es la primera vez que sufre un robo ya que el año pasado, dos asaltantes lo acorralaron en la vereda de la casa de sus padres –en Chimbas- para quitarle una Cannondale amarilla: "Había salido a entrenar en la tarde y de repente aparecieron dos chicos, a punta de pistola, cerca de mi casa. Quiero esquivarlos pero me apuntaron y amenazaron. A la bici no la encontramos nunca a pesar de que hicimos la denuncia”.

Después de aquel lamentable hecho, su padre y él se pusieron en campaña para armar una bici nueva. A su viejo le ofrecieron una Trek, la que acondicionó y puso a punto para sacarla a la ruta. "Mi viejo se ilusionó con armar nuevamente una bici, aunque el precio de los materiales estaba por las nubes. Y como los domingos eran diferentes con la bici, nos entusiasmamos mucho. Le ofrecieron una bici a pagar en cuotas. Pagábamos $1.500 por mes. Pero no pasaron ni dos semanas y me la sacaron de adentro de la casa. Se me vino el mundo encima”, expresa. 

Cuesta creer, pero el robo de ahora es el segundo en un año y el tercero en cinco. Dice que en el 2010 le sustrajeron una bici a su papá, con la que él corría también en el ciclismo Libre. 

Ahora para Víctor sólo queda esperar, ya con la temporada totalmente suspendida: "No sabemos en dónde está ni quién la tiene. Damos  recompensa. Ahora sólo queda agachar la cabeza y juntar plata para otra bici. Esta temporada la veo bastante lejos. Es imposible correr”. 

Galería de fotos

Comentarios