ahora cerró el negocio

Hacen boquete y roban comercio: fueron tres en dos meses

domingo, 16 de agosto de 2015 · 09:19
Un grupo de delincuentes hizo un boquete en la pared de una casa de materiales y grifería del barrio porteño de Palermo y se llevó mercadería, dinero en efectivo y computadoras por un valor de 100.000 pesos antes de que llegara la policía, informaron fuentes de la fuerza.

El dueño del local aseguró que es "la tercera vez" en dos meses que sufre un robo bajo esa modalidad y que decidió "cerrar definitivamente" el negocio.

El hecho se registró alrededor de las 5 en un comercio llamado "Centro Turner", ubicado en avenida Juan B. Justo 1270, donde un grupo de ladrones no identificados abrió un agujero en la pared trasera del local, lindera con terrenos del ferrocarril San Martín.

Según relataron los voceros consultados, el propietario del comercio, de nombre Víctor, recibió el aviso de que la alarma silenciosa del local se había activado y se dirigió hacia allí.

Al llegar al lugar cerca de las 6, descubrió el interior todo revuelto, la pared colindante con el ferrocarril rota y el faltante de gran cantidad de productos y otros elementos de valor.

"Hicieron un boquete de grandes dimensiones, se llevaron todas las computadoras, todo lo referido al sistema operativo contable del negocio, impresoras fiscales, sistemas de precios, dinero en efectivo más todo lo que tenga que ver con mercadería", relató esta mañana Víctor en declaraciones al canal TN.

El comerciante explicó que entre los materiales robados había "grifería, extractores, campanas, herramientas de mucho valor", todo de un valor que "debe estar rondando los cien mil pesos".

De acuerdo con el relato de Víctor, se trata de "la tercera vez que ocurre este tipo de robo" en su local, ya que durante junio pasado ingresaron, también haciendo un boquete en la pared, en dos oportunidades.

"Hacen un agujero en la pared, a través de ahí ingresan al negocio y sustraen todo lo que pueden", manifestó el damnificado, quien añadió que consideraba que los delincuentes "pueden trabajar con total tranquilidad" ya que durante la noche "la zona está prácticamente deshabitada".

Además, Víctor dijo que por la experiencia de los robos previos habían colocado "un mueble muy grande y muy pesado que trababa ese acceso (por ese sector de la pared trasera), y sin embargo lo voltearon y se llevaron todo".

Finalmente, el dueño del centro de materiales manifestó que luego de los repetidos robos tomó "la decisión de cerrar el negocio definitivamente después de 43 años de existencia en la zona".

El caso es investigado por la comisaría 25ta. porteña y por la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 31.

 

(Fuente: Minuto Uno)

Comentarios