POR SER MENORES

Casi matan a golpes a un anciano pero no irán presos

Se trata de dos adolescentes de 15 y 17 años, conocidos en el ambiente como el “Flogger” y el “Gringo”. Entraron a robarle a un anciano y le pegaron hasta dejarlo en coma, pero no irán presos.
domingo, 4 de octubre de 2015 · 09:36
Un celular, ese es el precio que tuvo la vida de Juan Carlos Jofré (64) para dos adolescentes de 15 y 17 años que lo golpearon brutalmente para robarle hasta dejarlo moribundo, el pasado 19 de septiembre.
 
El hombre ingresó hace 2 semanas al Hospital Rawson y quedó en coma. El sábado abrió los ojos pero, según su familia, es un vegetal, no puede hablar, ni comunicarse de ningún modo con su familia. Su estado continúa siendo reservado. 
 
A la angustia de saber que el hombre ya no será el mismo, ahora sus hermanos tienen otra preocupación y es que el acto criminal contra el hombre, quedará sin culpables. Es decir, que ninguno de los dos jóvenes que lo atacaron terminarán presos, por ser menores de edad. 
Es que quienes lo agredieron son dos adolescentes, uno de ellos de 15 años, lo que lo hace inimputable. El otro, de 17, aún está detenido y en caso de ser encontrado culpable terminará en el instituto Nazario Benavidez para su rehabilitación. 
 
Los dos pibes fueron detenidos tras allanamientos de la Brigada de Investigaciones Sur, quienes secuestraron los palos que habían utilizado para golpearlo y el celular que le habían robado al anciano. 
El delito en el que incurrieron es una tentativa de homicidio que en el Código Penal prevé una pena de 10 a 15 años, que en este caso no podrá aplicarse debido a que ambos adolescentes son menores. 
Tal es así que el "Gringo”, de 15 años, fue retirado por sus padres a pocas horas de haber sido detenido con la ropa ensangrentada luego de haber golpeado a Jofré. 
 
El más grande, de 17, aún se encuentra alojado en la Comisaría del Menor, donde permanecerá hasta que se establezca si fue él quien le pegó al anciano hasta dejarlo en coma. 
 
La causa está en manos del juez Jorge Toro, del Primer Juzgado de Menores, quien ahora deberá decidir si el de 17, el único al que se le puede aplicar algún tipo de medida, fue efectivamente el que golpeó a Jofré. 
"Ahora se está analizando el perfil del adolescente más grande pero sí nos preocupa mucho el grado de violencia con el que actuaron”, explicó Toro a Tiempo de San Juan. 
 
Con respecto al de 15, desde la policía temen que el menor busque beneficiar a su amigo. "Ya ha pasado otras veces que se echa la culpa el más chico para hacer zafar al más grande, total como es inimputable no le pueden hacer nada”, dijo un investigador del caso a este semanario. 
 
Por su parte desde el juzgado derivaron el caso del menor inimputable a la Dirección de la Niñez para que "si su conducta pone en riesgo su vida o la de los demás se le brinde contención psicológica”, detalló Toro. 
Jofré dormía en un galpón de la empresa para la que trabajaba como tractorista cuando fue atacado por los dos adolescentes que lo golpearon con un palo hasta dejarlo inconsciente. 
"Estos pibes siempre se metían a robar cosas de la construcción y el viejito ya les había puesto alambre de púa porque no sabía cómo hacer para frenarlos, por eso se desquitaron”, manifestó un policía a Tiempo de San Juan. El hombre ya fue sometido a dos cirugías para intentar salvar su vida, pero aún no reacciona.  
 
 
 
"Casi lo matan por un celular”
 
Estela Jofré, es hermana del anciano golpeado y habló con Tiempo de San Juan, la mujer aseguró que los ladrones que lo atacaron no tenían nada para robarle y que si su hermano se recupera tendrá graves secuelas. 
"El sábado se despertó y movió la mano, pero no habla ni nada”, explicó Estela a este semanario. 
La mujer viajó desde Barreal para cuidar a su hermano Juan Carlos Jofré y ahora dicen que si sale de esta se lo llevan a vivir con ellos. 
 
La familia se turna para estar en la puerta del Hospital Rawson las 24 horas y entrar a verlo en los horarios de visita. 
 
Según Estela los mismos adolescentes que casi matan a Juan Carlos ahora, ya lo habían asaltado hace dos meses. "Se metieron a robar y le pegaron en la cabeza, pero en aquella oportunidad nada más le hicieron puntos, nosotros creemos que son los mismos”, aseguró la mujer. 
Los Jofré aseguraron que no entienden por qué se ensañaron de esa manera para robarle nada más que un celular. "Mi hermano no tiene nada, dormía en un colchón en el piso de tierra, casi lo matan por un celular”, dijo Estela. 
 
 



Galería de fotos

Comentarios