Intriga y especulación

El misterio del incendiario

El 3 de abril se originó un hecho que llamó la atención de los sanjuaninos: tres automóviles fueron incendiados en una sola noche, con una diferencia de 10 a 15 minutos entre ellos. Un caso que conmociona a la población porque el pirómano “tiene bien estudiada la zona y el movimiento del cuerpo policial”, según reconocen en la Policía.
sábado, 14 de abril de 2012 · 10:43
El caso de los incendios perpetrados en la madrugada del 3 de abril dejó un rastro de paranoia en la población de Santa Lucía.  Y “no hay sospechosos, dada la dificultad de obtener pruebas en éste tipo de siniestro”, según expresó el Comisario Carlos Reyna, jefe de la Comisaría 5ta. que investiga los hechos.

El día de los incendios, cerca de las 2:45 de la madrugada, la Seccional 5ta. de Santa Lucía recibió el primer llamado telefónico. La denuncia provino del barrio Villa María, en calle Los Almendros al 2767, cuando el propietario de un Ford Taunus, Pablo Giménez, encontró su automóvil calcinado.

Minutos más tarde, en el barrio Don Pedro, el rodado marca Volkswagen Gol, también ardió, su propietario Elio Franco Landa no encontraba explicación ante ese hecho de dudosos móviles. El Departamento de Bomberos se dirigía a la locación de Villa María, cuando recibieron el llamado de este segundo caso.

El tercer caso sucedió cerca en el barrio Santa Lucía, un Citroën Ami 8 tuvo el mismo final trágico que los dos anteriores. La dueña, Mónica Pérez, desde hacía tiempo que realizaba modificaciones al vehículo para que se encontrara en condiciones para la circulación.
A más de una semana de ocurridos los incendios de los tres vehículos, se generó un entorno de sospechas entre los santaluceños. Los vecinos de la zona creen que puede ser un ajuste de cuentas o algún grupo de jóvenes de la zona que realiza actos delictivos.

“Es difícil dar con el autor en este tipo de casos, ya que la evidencia es escasa, no existe relación entre las víctimas ya que tienen diversas profesiones y no comparten vínculos familiares. Si realizamos un allanamiento y encontramos un bidón con combustible, el sospechoso podría decir que es para su vehículo. La única forma en que podamos dar con el perpetrador es que él mismo confiese o que algún familiar o alguien de su entorno lo delate”, comentó el comisario Reyna.

El perfil del sospechoso

Según lo informado por el comisario Reyna, “el sospechoso podría tener trastornos psicológicos, ya que los ataques fueron con la intención de realizar un daño sin motivo aparente”. En relación a este tema posiblemente el agresor es considerado como un “pirómano”, según afirmó el Sub-comisario Pereira, palabra con la que se define a un individuo que experimenta una fascinación patológica por el fuego y todas sus circunstancias, lo que lo lleva a provocarlo intencionalmente.

Otro de los datos que pudieron afirmar los jefes de la delegación es que “el sospechoso conoce muy bien la zona donde realizó los actos, sabía si había o no gente circulando y cuál era el horario ideal para realizar los incendios sin ser visto. Además, nos conoce a nosotros”, refiriéndose al movimiento policial en la zona.

Hechos pre-incendios

Una familia adinerada del barrio Santa Lucía recibió una amenaza de secuestro de su hijo unos días antes de que ocurriera el incendio del auto en el barrio. Allegados mencionan que es extremadamente sospechoso que el caso del vehículo ocurriera en la misma cuadra donde vive dicha familia.

El 1 de abril, una banda de asaltantes ingresó a la vivienda de David Alberto Ferro de 32 años, un comerciante cuyo domicilio se sitúa  en calle Santa María de Oro al 945 sur, Santa Lucía (a poca distancia de los incendios). Los malhechores asaltaron, golpearon y encerraron a la familia. Posteriormente, los delincuentes cargaron con electrodomésticos, equipos de computación, dinero en efectivo y el Peugeot 206 Compact de Ferro, un vehículo que adquirió hace seis meses.

El vehículo de los damnificados fue encontrado al día siguiente, en  una finca de Vidart entre calles 5 y 6, en Pocito. Según fuentes policiales, los delincuentes intentaron borrar las huellas del automóvil porque habían rociado con gasoil los asientos y le habrían prendido fuego, pero éste no llegó a concretarse por la falta de oxígeno, debido a que las puertas se encontraban cerradas.

Hechos post-incendios

Tres días después de los incendios, una vecina de la zona halló un papel en su casa. En su interior se encontraba el dibujo de un automóvil en llamas, una flecha que salía del auto describía el modelo del vehículo del propietario de la vivienda. Además, un fósforo apagado atravesaba la hoja como si fuera un alfiler.

El tinte amenazador del hecho llevó a que la vecina realizara la denuncia correspondiente en la Comisaría 5ta. “Tomamos la denuncia inmediatamente, el hecho preocupa a la población y nuestra función es investigar todos los casos que se presenten”, explicó Reyna.

Ante los hechos se hicieron  varios allanamientos en domicilios particulares a los que llegaron mediante la investigación, de la cual no se brindaron muchos detalles. Los realizados el 5 de abril no lanzaron pistas sobre el o los posibles perpetradores del hecho. Pero sí lograron esclarecer el asalto a la familia Ferro, en su casa de calle Santa María de Oro, Santa Lucía. Se secuestró casi la totalidad de los objetos robados y cerca de 2.500 pesos de las víctimas. Los policías de la Seccional 5ta. apresaron a tres individuos apellidados Cardozo, Font y Herrera, sospechados de cometer el atraco, herir de dos cuchillazos a David Ferro e intentar quemar su auto.

Una de las cosas que llama la atención del caso es que se efectuaran 3 incendios vehiculares en una misma noche. “En 25 años ejerciendo la profesión, desconocemos que ocurrieran tantos ataques en una misma noche”, comentó el sub-comisario Pereira de la 5ta.

La inquietud de la comunidad lleva a realizar diversos llamados a la Comisaría para denunciar la actitud sospechosa de algunos transeúntes que no pertenecen a la zona. “Hemos estado recibiendo una gran cantidad de llamados, muchos de ellos son falsa alarma, debemos comprender que es una situación difícil la que está atravesando la comunidad y es por ello que ponemos empeño en intentar esclarecer este caso antes de que vuelva a ocurrir un hecho similar”, finalizó el jefe de la delegación.

Comentarios