análisis

Llegaron las Paso: lo que se juega cada uno en San Juan

Primer turno del calendario nacional, con mucho condimento en la provincia. Apuestas y expectativas a cada lado de las boletas. Por Sebastián Saharrea
sábado, 10 de agosto de 2019 · 12:28

En San Juan, los resultados institucionales de estas Paso serán parecidos a los de la Nación: no se define nada a ese nivel, apenas un par de internas locales de las cuales una –la de probable menor caudal electoral- parece con la suerte echada.

El interés está entonces puesto en lo político y en las tensiones por las consecuencias de correr el velo de la aprobación con que cuenta cada uno de cara al turno que realmente vale, el 27 de octubre próximo. Pero aunque ahora no haya ningún cargo en juego, a nivel nacional esta vuelta de clasificación que determina lugares en la grilla de partida parece que significa la vida o la muerte.

Esa sensación no opera en San Juan: ya hay en tierras vernáculas una resultante medianamente aceptada por todos los protagonistas, y nadie que se juegue la vida por nada como sí opera a nivel nacional. Sí hay lecturas de política fina que serán inventariadas a continuación.

De las dos internas que se libran en San Juan en este turno dedicado a esos asuntos, tal vez la más poderosa sea la de Juntos por el Cambio, que enfrenta a Marcelo Orrego con el radical Eduardo Castro. También resulte probablemente la que disponga de resultado más predecible, si bien nunca en política las cosas son definitivas hasta que se cuenten los votos.

Orrego llega con la pretensión de imitar o al menos parecerse lo más posible a la ya buena versión que tuvo en las elecciones provinciales a gobernador, en las que sobrepasó el 34%. Con repetirla, o al menos rondarle, será diputado nacional y nace una nueva historia para él. Necesita el santaluceño afirmarse como referencia política de recambio, lo hará si atraviesa este nuevo obstáculo con un buen caudal.

Desarrolló para eso una campaña de proximidad a Miguel Pichetto, el ala peronista que llegó al oficialismo nacional a última hora y que para Orrego fue como una bendición. Y agregó al último tramo un mensaje de color de pañuelo en un debate que seguramente inflará los ánimos del electorado: hacer flamear el celeste y consustanciarse con el grueso de la ciudadanía sanjuanina.

No será extraño para Orrego obtener él solo en San Juan más de la totalidad de los votos del oficialismo nacional en San Juan. Especialmente porque habrá otra fórmula en el frente, la liderada por Castro, que es la portadora de la línea vertical con el oficialismo nacional. El radical apostó a una defensa sin cortapizzas del gobierno liderado por Macri, sin mostrar tonos críticos como sí lo hizo Orrego.

Castro recibió el respaldo explícito de los dirigentes principales de su partido y también de algunas figuras del macrismo por afuera de la UCR, como la ministra Patricia Bullrich y hasta de Macros Peña. Encontró una línea discursiva con los fondos a las provincias: en campaña proclamó que fue Macri el presidente más federal de todos al agregar el 15% a la masa coparticipable (lo que operó como consecuencia de una fallo de la Corte para 3 provincias). Como sea, se recibió de buen referente y apuesta a cosechar sus frutos si es que el presidente es reelecto, en la próxima gestión.

El otro lance interno sanjuanino se librará entre los dos postulantes por el espacio nacional liderado por Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey. Ocurrirá en medio de la incertidumbre sobre si ese sector podrá mantener el buen flujo que le auguraron las encuestas hasta un mes antes de las Paso, o caerá a manos de una visible polarización.

Lo resolverán los resultados oficiales, en la previa aparece la sensación de que entre los dos postulantes del sector son capaces de acarrear algo más de lo que marque el voto promedio del ex ministro de Economía en todo el país. Si eso es así, se ilusionan para entrar en la conversación en octubre, al momento del bueno y cuando sólo quede uno de los dos.

Se eliminarán Conrado Suarez Jofré y Nancy Avelín, dos dirigentes de trayectoria que provienen de fuerzas relevantes como el Socialismo (en este caso invitado, no orgánico) y la Cruzada Renovadora. Pero además ambos tienen años de visibilidad, no son nuevos en los espacios públicos.

Un duelo político interesante y sin pronóstico posible, con un condimento nada despreciable. Es que Suárez Jofré ha desarrollado su campaña en base a su postura en favor del aborto, y por eso el cruce con Nancy Avelín –defensora del pañuelo celeste- ha quedado salpimentado por ese debate. Que no será un tema menor porque se prevé una reapertura en el Congreso el año próximo para ese proyecto, aunque probablemente las urgencias económicas y políticas manden a un segundo plano. Final abierto entre ellos, también en qué alcance podrán tener juntos y les alcanza para pelear los porotos en serio.

Entre los que no resuelven internas en sus frentes –es decir, todo el resto- aparece excluyente el peronismo, que justamente llevará la denominación de Todos, igual que lo hizo la campaña sanjuanina (¿sin pagar derechos de autor?). Integró una fórmula de acuerdo liderada por José Luis Gioja e integrada por la bloquista Graciela Caselles y el uñaquista Gerardo Torrent.

Defienden los trapos de Alberto, la fórmula que se plantea nada menos que la hipótesis de derrotar a Macri, por lo tanto tiene sobre sus espaldas la responsabilidad de un resultado a favor contundente. Más allá de eso, hay algunas ideas que también defienden a capa y espada: la primera es la de la unidad, que germinó en San Juan en marzo en medio de todas las tempestades, cuando entre Uñac y Gioja consiguieron ir regándola hasta convertirla en el árbol que ahora funciona como paraguas del ensayo para Alberto y Cristina.

Sin la unidad entre los lugares más recónditos del pan peronismo y todos sus sectores que lo satelitan, jamás hubiera sido posible llegar a un punto en el que la fórmula de todos los sectores del PJ disponga de chances reales. De allí que la acepción “Todos” para bautizar a lo de San Juan y a lo nacional, no resulte casual. San Juan mostró el camino, bueno es tenerlo en cuenta.

Gioja también defiende su asiento en las mesas de decisiones políticas nacionales, desde la presidencia del PJ del país. Ayudó a hacer encajar las piezas en el armado entre CFK, Alberto y los dirigentes más reacios, seguramente pretenderá validar ese espacio en las urnas.

Qué será de su futuro, no aparece escrito en ningún lado. Se habló de alguna pretensión de encabezar la Cámara de Diputados si gana Alberto, hasta que quedó la impresión de que ese sitio estará reservado para Sergio Massa luego del acuerdo con el hombre de Tigre para que ingrese al frente.

Respondió en Paren las Rotativas sobre si iría como ministro de Alberto Fernández si éste gana y lo llama. Utilizó uno de sus latiguillos de tantos años: no hay que almorzarse la cena. Señal de todos modos de que no se trata de una hipótesis para ser despreciada de arranque, ni ser considerada una ilusión lejana.

Señal también que tampoco sería imposible que entre tanto acomodamiento político que deberá ocurrir en San Juan como consecuencia de los resultados de la elección provincial de junio, también se pueda producir alguna novedad entre los diputados. El gobernador Uñac sumó esta semana a Alberto Hensel (electo como primer diputado proporcional de la legislatura) como el ministro de Minería de Nación de su gusto, si gana Alberto. No será la suya una voz del montón: gobernador importante, de la principal provincia minera.

Sobre los extremos de la paleta ideológica aparecen Mary Garrido como postulante de la izquierda y Gustavo Fernández, de Dignidad Ciudadana, como la más sólida expresión de derecha. Luchan ambos, primero, por sobrepasar la categoría de votos en blanco, que esta vez se cuentan. Luego, por aparecer como una opción firme tras mantenerse fuera de cualquier frente mayoritario.

Las primeras respuestas comenzarán a llegar este domingo, da la impresión que a cuentagotas. No está claro cómo resultará el experimento de la inclusión de la empresa Smartmatic, convocada para aclarar el escrutinio provisorio y que hasta ahora está funcionando a la inversa, enturbiándolo.

En el último ensayo, registró errores en casi todo el país, incluida San Juan. Dato fuerte para tener en cuenta.

 

 

 

 

Comentarios