Pelo rosa, violeta o lila: ¿cómo adoptar esta tendencia?

Las coloraciones fantasía en la gama de los pasteles tendrán este verano un protagonismo único. Te damos algunas tips y consejos para que realmente sea un cambio a favor.
viernes, 01 de enero de 2016 · 20:51
¿Salir del castaño o rubio clásicos y animarse a una tintura fantasía? Antes de lanzarse a esta transformación, algunas mujeres seguramente tendrán dudas sobre cómo quedará y qué opciones serán las mejores para ellas.

En cuanto a los tonos de temporada de este tipo de productos, para este verano gana la línea de los pasteles. En especial, el rosa, el celeste y el lila. Pero si se busca una alternativa aún más osada y moderna la propuesta recomendada es el color cobre pastel, derivado del rojo y que, sin dudas, marca la diferencia. 

Además, los mechones estridentes en los laterales o sobre el flequillo quedaron atrás y están asociados a temporadas anteriores. La tendencia es llevar el color elegido en todo el pelo. Los beneficios: dan una terminación mucho más elegante y sofisticada.

La alternativa para híper arriesgadas y que quieren apostar a más, por su parte, es el "estilo rainbow", un efecto multicolor y bien veraniego. Una de las precursoras en 2015 de este look fue Vitto Saravia y generó furor en redes sociales. 

Para las que van a optar por primera vez por alguna de estas coloraciones, una buena idea es no variar mucho de la base natural y tener en cuenta el tono de la piel. La regla general: a las morochas les quedan mejor los violetas o azules pastel; y a las rubias, los cobrizos o rosados.

Si tenés tez clara, además, las variantes tenues y que derivan del gris y el azul acompañarán mucho mejor la fisonomía natural. Y para las chicas con tez oscura, los colores vibrantes, fuertes, brillantes y la tonalidad de rojos y rosas son los recomendados.

De todas formas, siempre hay un espacio donde todos puedan probar y animarse a usar cada color. Lo más importante es saber llevarlo y acompañarlo de un buen look y actitud.

También hay que tener en cuenta que no solo es una alternativa para las sub30. A las que pasaron esa edad, los celestes, rosas y grises suelen ser las variantes más sentadoras.

En cuanto al corte, lo ideal es que el largo del cabello no sea mayor a la línea del busto, y más en tonos de pelo con tintura fantasía. El objetivo es que el color quede trendy y que las mujeres que lo llevan no parezcan sirenas caminando por las calles. 

El siguiente paso será pensar en el mantenimiento. Este tipo de tinturas lleva más decoloración que  una convencional, ya que el cabello hay que llevarlo a rubio blanco, para que el color permanezca y sea duradero. Por lo cual, el impacto en las fibras capilares es mayor. 

Como cuidados básicos, conviene hacer baños de nutrición y colocar ampollas reconstituyentes una vez por semana o cada quince días. Además, utilizar productos de calidad. 

Tampoco está de más tener en cuenta que el color fantasía se desgasta con el tiempo y los lavados y el crecimiento suele ser mucho más notorio que con las coloraciones convencionales. Por eso, si la idea es mantener el color fantasía, se debe retocar una vez que el color esté opaco y las raíces, crecidas. 

¿Vos te animás a salir del castaño o el rubio?.
 
(Fuente: Entre Mujeres. Clarín)

Comentarios