Vitamina P: componente natural que beneficia la piel

La vitamina P, un nutriente que se encuentra en vegetales y frutas cítricas. Cómo ayuda a mejorarla.
martes, 15 de septiembre de 2015 · 11:07
El nombre flavonoides proviene del latín y significa amarillo. Se descubrió cuando científicos comprobaron que, con la parte blanca de los limones, se curaban heridas superficiales.

Se trata de los bioflavonoides, nutrientes esenciales que refuerzan los capilares sanguíneos, regulan la circulación, favorecen la absorción de vitamina C y mejoran el colágeno. Es una proteína fibrosa que sirve como cemento intercelular y genera elasticidad en la piel. Su función principal es prevenir la oxidación y las radiaciones.

Los bioflavonoides actúan como antivaricosos, antiflebíticos, analgésicos y antihemorrágicos. Además, previenen resfríos y gripes y minimizan la formación de moretones. También son conocidos como vitamina P y suelen encontrarse en la parte interna (blanca) de la piel de los cítricos.

Los bioflavonoides se encuentran en alimentos naturales como las frutas, hortalizas y verduras. Se destacan las frambuesas, uvas, cerezas, manzanas, pimientos y espinacas –entre otros–. Los cítricos como limones, pomelos o naranjas, son verdaderamente ricos en estos componentes, sobre todo cuando se consume la parte interna de la piel, donde se halla la mayor reserva de sus propiedades.

Los principales bioflavonoides encontrados en las frutas cítricas son la hesperidina, rutina, tangeretina, diosmetina, narirutina, neohesperidina, nobiletina y quercetina.

Se asimilan fácilmente en el organismo, pasando rápido por el sistema circulatorio, y ayudan a eliminar toxinas rápidamente. Las frutas cítricas contienen bioflavonoides en distintas proporciones.

Beneficios de los bioflavonoides:

Cicatrizan las heridas superficiales
Protegen al cuerpo de infecciones
Regulan coagulación evitando que el colesterol se oxide
Ayudan a absorber la vitamina C
Eliminan el exceso de cobre del organismo
Disminuye el colesterol
Protege el hígado

Algunos síntomas que muestran el déficit de los bioflavanoides son los sangrados, hemorragias y moretones. Según especialistas, una dosis típica de bioflavonoides cítricos es de 500 miligramos dos veces al día.

 

Fuente:  Infobae

Otras Noticias