¿Cómo elegir los colores que van con vos?

Te proponemos una curiosa técnica para que puedas descubrir cuáles son los colores que mejor te quedan.
lunes, 07 de diciembre de 2015 · 14:42
Sabías que nuestra imagen puede ser definida en cuatro estaciones? La teoría estacional nos divide -teniendo en cuenta nuestro tono de piel, ojos y cabello- en mujeres primavera, verano, otoño o invierno. Fijate con cuál te identificás y elegí los tonos que te favorecen.


La mujer primavera

Color de piel. Cálida dorada o marfil, siempre clara y brillante.

Color de pelo. De castaño dorado a rubio cobrizo.

Color de ojos. Azul, verde, café o miel.

El consejo. Para lucirte, optá por los tonos rosados y anaranjados, además del café, el dorado oscuro, el violeta, el blanco y el beige.

La mujer verano

Color de piel. Clara, rosada.

Color de pelo. De rubio claro a castaño claro.

Color de ojos. Azul claro, gris claro o verde azulado, siempre claros.

El consejo. Si te identificaste como mujer verano, los colores que te favorecen son el fucsia, los rojos, el borgoña y el morado. Pero si tenés que optar por una tonalidad, inclinate por los verdes y azules, que esta temporada se van a imponer con fuerza.

La mujer otoño

Color de piel. Tonos profundos y oscuros, de piel cálida, morena y de un tono dorado. Color de pelo. Puede variar del castaño claro al oscuro, cobrizo o pelirrojo.

Color de ojos. Turquesa, verde, azul, café o miel.

El consejo. Si te identificaste como la mujer otoño tus colores son el durazno, el salmón, el coral, el amarillo, el naranja y los colores claros. Todos estos tonos se usarán mucho esta temporada y, además, son ideales para resaltar el dorado de la piel.
 

La mujer invierno

Color de piel. Tu piel es fría, blanca, beige-rosada, marfil, morena clara a oscura.

Color de pelo. Siempre de castaño claro a castaño oscuro, negro y entrecano.

Color de ojos. Café claro a oscuro; negro, verde, gris y azul claro a oscuro.

El consejo. Si te identificaste con la mujer invierno, los colores que te favorecen son los intensos, los fríos, los que tienen base azul en su composición y un toque brillante. Puede ser el fucsia, el azul marino, el rojo, el verde y el esmeralda. Estos tres últimos se van a usar mucho este verano.

Un tip extra

Otra vez los estampados van a ser la vedette de la temporada. Se van a usar mucho las flores y el animal print, pero no abuses de ellos. Tené en cuenta que el estampado ayuda a generar volumen, así que sólo llevalo en las zonas que querés resaltar como, por ejemplo, en el escote o en la cola, si es donde querés localizar la atención.
 
En cambio, si querés ocultar algún rollito o exceso de más, optá por telas lisas y tonos oscuros en esas zonas, que son ideales para armonizar la silueta.

(Fuente: Entremujeres.Clarín) 

Comentarios