FNS - las caras detrás de la escena

Los creadores de la historia

Ellos son Betty Sández y Fabián Torres, los responsables de la columna vertebral de la Fiesta del Sol: el guión. Confiesan que el vino fue la mejor inspiración a la hora de escribir una obra que se distinguió con el sello del humor.
sábado, 03 de marzo de 2012 · 14:36


Por Gustavo Martínez
gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

Desde la entrada grandilocuente de Dionisio-Baco, el dios del vino, bajando en un imponente carro desde el segundo escenario mezclado entre el público, hasta la sorpresa final de cerrar a todo cuarteto cantando “Quién se ha tomado todo el vino” de la Mona Giménez, pasando por un pegadizo “si querés tomar buen vino, venite a San Juan”, al ritmo de Rafaela Carrá, todas esas ideas y todo ese hilo conductor que tuvo el espectáculo final de la Fiesta del Sol en el autódromo El Zonda, nació de la mente de dos profesores de Letra sanjuaninos: Betty Sández y Fabián Torres.
Se conocen desde hace más de 25 años, cuando estudiaban Letras, y fue ella quien abrió la puerta para que se presentaran al concurso que los llevó a convertirse en los autores de la letra del show final, cuando lo invitó a usar aquel personaje de Dionisio-Baco que él había creado para una pequeña obra teatral que se montó hace algunos años en el Museo Provincial de Bellas Artes.
“Yo ya había participado en otras ediciones de la Fiesta del Sol como actriz. Siempre quería que nos presentáramos para el guión, pero Fabián nunca quería. Pero esta vez, cuando se conoció que la temática iba a ser la del Vino Argentino, bebida nacional, no lo dude y lo convencí”, recuerda Betty, mientras compartía un tazón de café junto a su amigo de toda la vida, Fabián Torres.
Así fue como empezó a gestarse uno de los dos roles protagónicos del show final de la Fiesta del Sol. “A eso le teníamos que poner humor, que era un elemento que debía estar presente en la fiesta, por tratarse del vino que siempre es motivo de reuniones, de eventos sociales, de cosas festivas. Así fue como nació el personaje de la Cepa Madre, que era lo que nos iba a permitir identificar al público con lo que estaba ocurriendo arriba del escenario”, explicó Fabián Torres.
En mayo del año pasado, una vez que se conoció que la propuesta de ellos había ganado el concurso y se iba a transformar en la columna vertebral del show final de la fiesta, Betty y Fabián se pusieron a investigar sobre el vino. Eso les llevó dos meses. “La mayor complicación fueron los varietales”, admite Fabián Torres.
Luego llegó la etapa de sentarse a escribir y producir, lo que suele ser la parte más difícil de encarar para los escritores: hallar una inspiración. Pero al unísono, Betty y Fabián no dudaron en responder cómo lo hicieron: “el vino fue nuestra principal inspiración. Probamos de todo. Teníamos que sentir y saber de lo que escribíamos”, recuerda Betty con humor.
Fueron varios meses de sentarse de cuatro a cinco horas diarias para inventar personajes y contar una historia, a la cual no le debía faltar el humor. “Eso no nos costó mucho porque nuestra relación está marcada por el humor. Nos conocemos desde hace años y no es algo que nos cueste”, comenta Fabián.
Y de esas reuniones y largas horas escribiendo en la netbook de Fabián surgieron esos picos de distensión que los sanjuaninos disfrutaron cantando y bailando el sábado 25 de febrero, sobre todo cuando se apeló a contagiosos ritmos de música italiana, española y francesa, en personajes que representaban las cepas de cada uno de esos países.
Pero en toda gran creación siempre hay algo que a sus autores no les terminó de convencer. Y el guión del show final de la Fiesta del Sol no fue la excepción: “Sin dudas que lo que más nos costó fue ponerle humor a la salita sanitaria, porque cómo hacer para hacer gracioso los problemas de avejentamiento o del corazón. La salud es algo que debía estar presente porque el vino tiene propiedades curativas, pero le dimos muchas vueltas y no sabíamos cómo hacerlo divertido. Hasta que al final le pusimos la métrica y dejamos la elección musical en manos del maestro Rolando García Gómez”, explicó Fabián Torres.
Y entre los momentos que más disfrutaron, como autores, destacaron la Gran Peña Internacional y el momento de seducción en el que baja una mesa desde lo alto del inmenso arco del escenario y de fondo se escuchaba a Sandro cantando “Penumbras”. Ese momento en que la Cepa Madre intenta en vano seducir a Dionisio-Baco.
En ese lapso del show también se aprovechó para dar un espacio a lo coreográfico por sobre la monotonía de la letra. Sobre ese punto, Sández y Torres destacaron la gratitud que les provocó la fiel interpretación que los actores hicieron de la historia que ellos habían inventado. Y comentaron que escribieron más cantidad de texto que lo necesario, pero que prefirieron tener que cortar a tener que ponerse a crear sobre la marcha.
Los autores también hablaron de cómo fue la idea de cerrar el show con un ritmo tan popular como el cuarteto: “La presencia de la Mona sobre el escenario nunca lo imaginamos. La idea era que sobre el final Cepa Madre y Dionisio-Baco cerraban con que no se iba a poder festejar la vendimia porque alguien se tomó todo el vino. Entonces ellos dos se preguntaban <quién, quién se ha tomado todo el vino> y aparecía un actor cantando. Pero nosotros también nos sorprendimos cuando vimos a la Mona Giménez sobre el escenario”, dice Torres.
Para ambos fue una experiencia única ver que miles de sanjuaninos se divirtieron con su historia, que cantaban la letra de las canciones que habían inventado para los ritmos como la de Rafaela Carrá: “Terminamos llorando y abrazados los dos”, confiesa Fabián Torres, a quien le “encantaría” poder volver a estar en la próxima edición. Mientras que para Betty Sández “ver que esa multitud se reía de lo que nosotros nos habíamos reído cuando lo escribíamos fue tremendo”.

Muy personal

Betty Sández. Tiene 50 años, es viuda, no tiene hijos y es Profesora en Letras y actriz. Lee de todo y entre sus autores preferidos está Gabriel García Márquez. Trabaja como profesora en la Escuela Normal San Martín y en el Ministerio de Educación. Le gusta escuchar rock nacional y adora a Sabina y Serrat. Participó en las ediciones 2007, 2009 y 2010 de la Fiesta del Sol como actriz.

Fabián Torres. Tiene 51 años, es soltero y adora los gatos y perros que tiene. Es Magister en Literatura Inglesa. Su autor de cabecera es Thomas Pynchon, de quien leyó todos sus libros. Le gusta escuchar todo tipo de música, sobre todo la clásica, en especial Bach. Es profesor de Literatura Anglosajona en la carrera de Letras de la Facultad de Filosofía.

Comentarios