Fabiana Cantilo, con Tiempo de San Juan

"Para mí los negros, los judíos y las mujeres son superiores"

Auténtica. Esta referente del rock y la música argentina no se calla nada. Baja a sus infiernos. Sorprende con su relación con la política y su análisis de la realidad. Atrapa por la energía que la habita.
jueves, 16 de mayo de 2019 · 09:00

Natural al 100%. Recostada en su cama –así lo anunció al contestar el teléfono- y con una onda contagiosa, Fabiana Cantilo atendió a Tiempo de San Juan. Se presentará el próximo 2 de junio en el Auditorio Juan Victoria junto a Marian Pellegrino, en un show que promete ser inolvidable por los cuatro costados. Antes, una charla que mezclo intimidad con su ‘modo Tita Merelo’. Un pasado muy presente y, a su vez, un presente muy espiritual. Sin desperdicios.

 

-Primero la de protocolo. ¿Qué se va a encontrar la gente en esta nueva visita de Fabiana Cantilo?

-La gente se va a encontrar con un dúo tremendo que tengo que Marian Pellegrino. Es una cordobesa divina y la verdad que es un honor tocar con ella. Es un dúo que no puede más de bueno. Tocamos folklore, tango, temas viejos, adelanto del disco nuevo…  Hago de todo, hasta toco el bombo. Es un show hermoso, íntimo, tremendo. También hay una pequeña escenografía y en un momento hago personajes. Es un lindo show, una velada encantadora. La verdad que con la gira nos está yendo muy bien y me lo merezco. Soy una buena chica, luchando por ser una buena persona”.

 

Es un show más amable porque yo tengo el control de la situación. Y cuando estoy amable,  también estoy contenta. Y cuando estoy contenta hablo, a veces hablo de más, pero la gente se lo pasa muy bien

 

-¿Dónde está parada ahora mismo Fabiana Cantilo?

-Ahora, ahora, ahora mismo estoy tratando la ira, la ira contra los sonidistas (risas). Tengo ira, como todo el mundo, pero no siempre. Puede decirse que soy una chica que siempre quise sanar. Logré sanar un montón de cosas, como todo el mundo sabe, pero falta la ira. Y en mi caso tiene que ver con el sonido y creo que encontré la solución: ya no hago prueba de sonido. Me arreglo yo sola. Esto le puede servir a los músicos: tengo una consolita de 6 canales, con un In-Ear –un auricular para escenario-, y yo hago el sonido que se me canta, obviamente ecualizando y ya está. Y, además, tengo un Ipad donde bajo el sonido del monitor de piso. Con todo eso hago lo que quiero, es como Festilindo. Y todo esto porque cuando estoy por tocar me pongo como paranoica y por ahí pienso que el sonidista no lo hace bien porque me quiere cagar (risas).

-¿Cómo se adapta uno a los tiempos complicados en los que todo cuesta un poco más?

“Uno se adapta con un dúo (risas). Te juro que no lo hice a propósito, pero como siempre fui vanguardista. Como cuando defendía a la mujer sin saber que lo hacía. El dúo se me ocurrió porque Marian toca mucho folklore y me encantó sumarme a eso porque yo siempre hice folklore, baile folklore. Y cuando llegó el momento de achicarse, yo ya estaba achicada. Eso es estar conectada con el mundo (risas)”.

-¿Siempre has tenido esa capacidad?

-Yo siempre me adapté. Cuando era chica yo veraneé en el campo de mi abuela, donde no había luz, cuando Cabo Polonio no era ni conocido, y me lo pasé muy bien con nada. Ahí me probé como una mujer que se adapta a todo. Ahora siguen estando los ranchitos, pero $4.000 dólares te cuesta alquilar el ranchito. Ahora resulta que todo el mundo paga para ser hippie. Se pueden ir todos bien a la mierda (risas). Pero bueno, así está el mundo”.

 

Fabi y la política con anécdota incluida

En un show, mientras cantaba Juana Azurduy, una chica se emocionó a cantar conmigo y en un momento dijo <> y yo riéndome le dije que no lo dijera más. Yo no hago propaganda política ni en contra ni a favor, pero eso de Macri gato es muy gracioso. Entiendo que es un espanto porque nadie se merece que se lo trate así, pero fue muy gracioso

 

-Con tu trayectoria, uno tiende a suponer que tendrás un respaldo económico en los que podés llegar a refugiarte.

-Para nada. Yo alquilo desde hace 8 años porque me gasté el capital en mis recuperaciones. Yo hace 18 años que estoy en recuperación, pero a veces uno recae. Y cuando recaía, que estuve internada dos semanas y no me importante decirlo que está bueno transmitir el mensaje de que hay que rescatarse, me gastaba mucho dinero para salir. Ahora vivo como cualquier hija de vecino. Hay mucha gente que piensa que soy millonaria, pero no tengo un peso de más. Y me encanta. Obviamente que uno siempre quiere más, pero cuando reflexiono me doy cuenta que es mejor vivir así porque el exceso de riqueza hace mal. Y lo mismo pasa con el exceso de poder. Entonces yo, ahora, soy una monja (risas). Hace años que ni la veo, ni la siento (risas)”.

 

 

-¿Y de amores cómo andás?

-Con la recuperación me cambió el gusto, me cambió todo. Obviamente que estoy abierta a que pueda llegar alguien, pero muy chicos no. Por más que yo sea una eterna adolescente y por ahí no soy buena para el tema de las edades, tengo mi manager que me dice (risas).

 

Relaciones con las redes

A mi encuentran en ‘Fabita contenta’ en Instagram –aunque parezca gracioso es el verdadero- y Fabiana Cantilo Oficial es como estoy en Facebook. Ahí la gente se divierte como loca con mis cosas, posteo de todo

 

-¿Del movimiento feminista que parece haber levantado la voz para no callarse más qué pensás?

-Como los pueblos oprimidos a lo largo de la historia, las mujeres siempre han sufrido al hombre, y no lo digo como género ni lo digo por todos. El hombre siempre va a tirarle abajo todo a los mejores y para mí los negros, los judíos y las mujeres son superiores, y yo me pongo fuera como si fuese extraterrestre (risas). Yo analizo mucho, lo aprendí cuando estuve en el infierno, ahí me tocó analizarme. Y cuando salí, como todos los que salen, lo hizo más fuerte y también teniendo una óptica que me permite abordar las cosas desde afuera. Me encanta que las mujeres nos animemos. Me encanta que la gente luche por lo que quiere. Pero creo que estaría bueno saber por qué y por quién. Y, principalmente, soy de los que luchan a lo Gandhi, sin violencia, pacíficamente. No creo en los incitadores a la violencia. Duden de los ricos y de los incitadores a la violencia”.

-Esa sintonía pacifista está muy ligado al budismo en el que llevás mucho tiempo sumergida, ¿no?

-SÍ. El budismo elimina la culpa del otro. En la creencia en la reencarnación hace que te des cuenta que vos elegís tu propia vida en estado angélico. Acá la culpa no la tiene nadie, la responsabilidad es de cada uno. Ahí se acaba el dedito acusador y con eso ya tenemos un montón resuelto”.
 

LA CANTILO EN ESTADO PURO

  • “Yo si tengo una guitarrita, un fueguito y un techito ya estoy en la gloria”
  • “Yo estoy como Tita Merelo, desde hace un tiempo voy tirando consejos mientras hablo”.
  • “Una es la palabra de Jesús y otra cosa es la palabra de Jesús sin ningún templo. Esta segunda es oro en polvo”.
  • “Si todos los que vivimos en el planeta no comiéramos carne no existiría el hambre en el mundo”.

 

 

Comentarios