cine

Misteriosos asesinatos de Hollywood que nunca han sido resueltos

¿Y si el asesinato perfecto se cometía en realidad con personajes de carne y hueso que de una u otra manera estaban vinculados con la 'meca del cine?
sábado, 16 de enero de 2016 · 00:00

Queremos contarte las circunstancias especiales que rodearon 5 muertes violentas que sucedieron en Hollywood y que implican a famosos, actores y actrices, mafiosos, maleantes, prostitutas o ladrones y que nunca han podido ser esclarecidos. También hay otros, como el del Marilyn Monroe que se dieron por resueltos hace decenios bajo la cómoda fórmula del suicido por sobredosis de tranquilizantes, y que el tiempo e investigaciones modernas han convertido en asesinatos.

 

Estos son nuestros 5 muertos que aún esperan justicia. Para algunos el tiempo, y algunos intereses particulares y poderosos, no encontrará reparación:

 

William Desmond Taylor

 Misteriosos asesinatos de Hollywood que nunca han sido resueltos

¿Quién descerrajó un tiro en el rostro de William Desmond Taylor en su bungalow de Los Angeles el 22 de febrero de 1922? Aún no hay respuesta para ese interrogante. Los investigadores descartaron desde el primer momento el móvil del intento de robo. ¿Por qué? En los bolsillos de Taylor, se encontraron 78 dólares, una cigarrera, un reloj, un medallón con la foto de la actriz Mabel Normand, y un anillo de diamantes en uno de sus dedos, por lo que se deduce que el motivo del crimen no fue un robo. Eso sí, una enorme suma de dinero, que Taylor le había mostrado a su contable antes de morir, desapareció misteriosamente.

 

Los investigadores confeccionaron una lista de potenciales culpables larga en la que figuraban empleados de Taylor y, como no, algunas celebridades de Hollywood. Pero el crimen sigue sin resolverse. El principal sospechoso era Edward Sands, un ex convicto por malversación de fondos y desertor del ejército que trabajo como mayordomo y cocinero de Taylor hasta 7 meses antes de su muerte. Se sabe que falsifico los cheques de Taylor y que entró a robar en el bungalow del director, dejando sus huellas en la cama. Después del asesinato, jamás se volvió a saber de él.

 

El foco de la sospecha estaba puesto también sobre Mabel Normand, había sido una actriz muy popular del cine mudo, que brilló al lado de estrellas como Charlie Chaplin, y Roscoe Arbuckle, pero que tenía una seria adicción a la cocaína. Se decía que Taylor estaba profundamente enamorado de Normand, y que se había ofrecido a ayudarla con sus problemas de adicción en reiteradas ocasiones. Incluso se habría reunido con fiscales federales para presentar cargos contra las personas que le vendían drogas a la actriz. Una de las hipótesis más solidas es que los 'camellos' de la actriz contrataron a un sicario para acabar con Taylor. Además, la noche del asesinato, se la vio a las 7:45 pm saliendo del bungalow del director de muy buen humor y tirándole besos a Taylor desde su limusina. Fue la última persona en verlo con vida.

 

Además estaba el manager general de Paramount Pictures, Charles Eyton, que entró al bungalow de Taylor con un grupo de empleados de Paramount y removieron objetos comprometedores sin permiso de la policía. ¿Qué escondían? O Margaret Gibson, una actriz que trabajo con Taylor y quien ya había sido procesada por cargos de prostitución y contrabando de opio. Gibson tenía 27 años y se encontraba en Los Ángeles el día del asesinato, pero su nombre jamás se encontró entre los de los sospechosos investigados. En 1999, Taylorology, publico un artículo que decía que en octubre de 1964, mientras Gibson sufría un ataque al corazón en Hollywood, confesó en su lecho de muerte que había disparado y matado a William Desmond Taylor. Poca gente de credibilidad a esa confesión.

 

Fatty Arbuckle y Virginia Rappe

 

Roscoe Aubuckle detestaba su nombre artístico, ese 'Fatty' que ante puso a su nombre real cuando hizo el viaje al triunfo y a la muerte, de su Kansas natal a Hollywood. Y solo Charles Chaplin, en los albores del cine mudo, amasaba una fortuna y un poder parecido al que este actor y empresario perdido en el tiempo y la memoria logró amasar. Y es que se dice que su último contrato era de un millón anual con la Paramount, algo inaudito para aquella época.

 

¿Qué pasó en las habitaciones 1219, 1220 y 1221 del Hotel St. Francis, de San Francisco, el 5 de septiembre de 1921? Dos días antes, Arbuckle anunció que viajaría en su automóvil a San Francisco en compañía de dos amigos, el director Fred Fischbach y el actor Lowell Sherman, con el único propósito de celebrar el contrato millonario que Roscoe había firmado.

 

Según consta en las actas levantadas, Fatty Arbuckle introdujo ginebra y whisky a su habitación del Hotel St. Francis. La juerga duraría 48 horas en la que se combinó alcohol, baile y la muerte de una joven actriz. ¿Su nombre? Virginia Rappe, de quien se sospechaba que tenía entre 15 y 16 años de edad. Y se dijo que fue la culpable de una epidemia de sífilis que se propagó en los estudios de Mack Sennett. El caso es que desde su llegada a la fiesta ,Virginia bebió alcohol hasta reventar en vómito en la taza de baño de la habitación 1221. Fue ahí donde Arbuckle la encontró y se encerró con ella durante 15 minutos, lo que daría pie para que ulteriormente algunos testigos declararan que fue un tiempo suficiente para perpetrar una violación.

 

A Arbuckle se le acusó de introducir en la vagina de la joven un enorme y afilado trozo de hielo. Virginia Rappe no murió en aquellas habitaciones sino en un hospital al que fue llevada tres días después de su colapso. Los médicos argumentaron que los daños que la joven presentaba podrían ser consecuencia de un aborto mal practicado que Rappe se hizo antes de la fiesta de Arbuckle. Además, en los días previos fue trata de un cistitis. En el primer juicio Arbuckle fue declarado culpable gracias a una testigo que no llegó ni a comparecer en la vista. Después de otros tres juicios de apelación que fueron un espectáculo y que culminaron el 12 de abril de 1922, Arbuckle fue declarado no culpable por la muerte de Virginia Rappe. De todos modos, para los empresarios del cine y para el público, Roscoe 'Fatty' Arbuckle era alguien apestado. Después se dijo que se había sido muy injusto con el actor. ¿Qué pasó realmente?

 

Thelma Todd

 

La mañana del 16 de diciembre de 1935, la actriz Thelma Todd apareció muerta en el garaje de su casa de California. Tenía 30 años. Sus pulmones estaban llenos de monóxido de carbono. Todo parecía un suicidio, pero para algunos la escena de la muerte fue 'fabricada'. Si fue un descuido, un suicidio o un asesinato, es algo que aún no se sabe a ciencia cierta. ¿Quien era Thelma Todd? Era una chica hermosa y sensual, había ganado varios concursos de belleza y era muy conocida en el mundo del cine. Y es que se había labrado una buena carrera trabajando junto a Spencer Tracy, los hermanos Marx, el Gordo y el Flaco, Gary Cooper o Buster Keaton. Pero su vida estaba lejos de ser un sueño. Sus días, al contrario, eran muy turbulentos. Parece que lo suyo eran las fiesta locas, la bebida en exceso y el consumo de drogas, de modo que tuvo varios accidentes de tráfico en poco tiempo que obligaron a la Paramount a asignarle un chófer. Se casó, tuvo romances de todo tipo -incluido uno con el conocido gángster Lucky Luciano-.

 

El 15 de diciembre de 1935, 'Hot Toddy' que así la llamaban dio una fiesta en un café, uno de los negocios que llegó a abrir con el capital ahorrado. La actriz desapareció bien entrada la noche y no se supo nada más hasta que la hallaron muerta bajo el volante de su Packard Convertible. Se sospecha que algunos grupos mafiosos la extorsionaban y que Lucky Luciano quería convertir su café, en un local de juego ilegal. ¿Fue su muerte venganza de Luciano? ¿Ajuste de cuentas de algún amante? ¿Muerte accidental, como resolvió la autopsia? Lo único cierto es que su muerte tenía un gran tufo a 'mascarada'.

 

Elizabeth Short

 

Otra aspirante a actriz que si no hubiera sido víctima de un horrible asesinato, probablemente estaría olvidada por la historia. Ella quería ser famosa, pero no lo consiguió como había soñado. Elizabeth Short era una bella mujer de 22 años cuya historia es uno de los mayores misterios tras los focos de Hollywood.  ¿Quién fue el asesino de Short?

 

Nacida en 1924, Elizabeth creció con su padre ya que su madre había abandonado su hogar. Tras alejarse de su padre, se refugió en el alcohol y las fiestas, hasta que fue arrestada por consumir bebidas alcohólicas siendo menor de edad. Estuvo comprometida con dos militares, pero desgraciadamente ambos murieron prematuramente y antes de la boda. Con 19 años y una vida difícil y desgraciada sobre sus hombros pese a su juventud partió hacia Hollywood segura de que su belleza le abriría camino en el mundo del cine. Hizo amistades enseguida y en poco tiempo, era conocido en el ámbito de los estudios por 'La Dalia Negra' por su gusto por vestir siempre de ese color, pero ella no conseguía trabajos de actriz y comenzó a prostituirse.

 

En esa época cuando conoció a un hombre casado que sería su mejor amigo y amante; Robert "Red" Manley. La noche del 8 de Enero de 1947 la Dalia Negra salió con "Red" y recorrió algunos bares en busca de diversión. Nada se supo de Short hasta el 15 de Enero y sus últimos días de vida son un completo misterio. Pero su cadáver apareció horriblemente mutilado y vejado. Fue amarrada de tobillos y muñecas y torturada, el asesino comenzó a golpearla con los puños y después le cortó la boca para que tuviera una "sonrisa" mientras él la torturaba. Una ama de casa  que paseaba con su hija encontró el cadáver. Horrorizada e histórica llamó a la policía.

 

La policía arrestó a Robert "Red" Manley, su amigo y amante y fue sometido al detector de mentiras ahí admitió haber pasado la noche con ella pero nada más. Pero mientras era sometido a la prueba del detector de mentiras, una misteriosa voz femenina llamó a la  policía y ofreció detalles del crimen que sólo el asesino podría saber. Ella era la persona que buscaban. Además, llegaron cartas a la comisaría de policía con más detalles del caso que sólo el asesino podía conocer. En la tercera y última carta, el asesino decía que la muerte de Elizabeth era justificada y nunca se volvió a saber más del asesino.

 

¿Qué se conoce hoy? Hubo más de 50 personas que hablaron a la policía con pistas falsas o alegando ser el asesino. Una de las amigas de la víctima incluso señaló a Orson Welles, claro que el motivo de la acusación era una chorreada:  en su película "La dama de Shangai" aparecía un maniquí mutilado de la misma forma en que fue mutilada Elizabeth. Poco a poco la gente se fue olvidando del caso, la policía dejó de investigar y los periódicos dejaron de hablar de 'La Dalia Negra'.

 

Johnny Stomponato

 

La vida de la actriz Lana Turner dio para mucho. Con sus claroscuros. En 1958, Lana Turner era una de las actrices más famosas de Hollywood aunque ya había iniciado su lento pero inexorable declive. Y Johnny Stompanato era un gángster a las órdenes del jefe de la mafia judía Mickey Cohen, que reinó en el hampa de Los Ángeles desde los años 30 hasta finales de los 60. Los caminos de Turner y Stomponato se se cruzaran en una fiesta en 1957 al poco de que ella se divorciase de su cuarto marido. Y su encuentro selló el final trágico de ambos. En aquel 'sarao' organizado pro Cohen, el guardaespaldas del jefe mafioso encandiló a Turner con su encanto su aspecto de galán .

 

Y la relación que iniciaron era muy tumultuosa: enfrentamientos, celos, y malos tratos físicos. Él era muy celoso, tanto que se cuenta que en el set de rodaje de la película 'Another Time, Another Place', que Turner protagonizaba junto a un joven Sean Connery y que se rodaba en Reino Unido, éste tuvo que darle una paliza ya que, dominado por los celos y creyendo que Turner estaba teniendo una aventura con Connery, irrumpió de forma violenta en el set amenazando con una pistola. Pocos días después Stomponato fue expulsado de Inglaterra.

 

Las situaciones conflictivas y de tensión continuaron pero Lana Turner no consiguió distanciarse de él. El final trágico se produjo la noche del 4 de abril de 1958 en la mansión de la actriz en Beverly Hills. La pareja se peleó y la hija adolescente de Lana, Cheryl Crane, según la versión oficial, apuñaló por la espalda a Stompanato utilizando un cuchillo de cocina.

 

Lana Turner prestó una emotiva declaración que muchos consideraron como la mejor interpretación de su carrera. La familia Stomponato intentó sacarle a Turner siete millones de dólares en concepto de indemnización pero el juez desestimó la causa. Y es que muchos creen aún hoy que que fue Lana Turner quien despachó a Johnny. 

Comentarios