moda en campaña

El look de las posibles primeras damas

miércoles, 09 de septiembre de 2015 · 16:11
Karina Rabolini, Juliana Awada y Malena Galmarini saben que en campaña la atención también está puesta en ellas.  Por eso, cada una con su impronta, se muestra con looks que parecieran pensados al máximo y que ponen en valor una vez más la eficacia de la máxima "menos es más".

No presumen de la moda, sino que la incorporan como un elemento más que acompaña a su personalidad. A veces, con un mayor o menor efecto. ¿Cómo lo ponen en práctica?

Malena Galmarini -esposa de Sergio Massa y secretaria de política sanitaria y desarrollo humano de Tigre- se preocupó por suavizar su imagen. Incorporó colores plenos y líneas simples en la ropa; se oscureció el pelo y agregó los blazers entallados a sus visitas diarias en campaña. Además, cambió los aros colgantes por otros más chicos y dejó atrás las remeras con inscripciones por camisas entalladas. En cenas y eventos de gala, se la ve cómoda en vestidos negros, prenda que elige a menudo.

Juliana Awada -la mujer de Mauricio Macri-, por su parte, viene del mundo de la moda y es la que menos cambió su imagen en los últimos tiempos. La marca de ropa Awada fue durante mucho tiempo su segunda casa, tal vez por eso, cosechó de joven un estilo urbano, fresco y femenino. Conoce muy bien qué prendas la benefician y resuelve de manera práctica los equipos con una cartera de diseño, un saco o blazer y buenos tapados. Su marca registrada: los jeans con chaquetas y camisas de seda, acompañados por pocos accesorios y stilletos altísimos. Para las galas, prefiere vestidos negro, a veces con brillos.

Karina Rabolini -casi una compañera de fórmula de Daniel Scioli y Presidenta de la Fundación Banco Provincia-, en cambio, confiesa ser arquitecta de su propia imagen. Rabolini es la que mejor juega su rol de la dama de compañía. Tantos años junto a Scioli, le dieron la experiencia para construir una imagen para la política. Ella sabe cómo lucir y entiende que la imagen es un rasgo más en la comunicación. Elige componer equipos con polleras acampanadas hasta la rodilla o estilo tubo con blusas que le cubren los hombros y el cuello. Prefiere los vestidos a los pantalones y en muy pocas situaciones se la ve con jeans. También apuesta a las mangas tres cuartos, las botas de caña alta y los zapatos en punta. Modificó su peinado: de llevarlo suelto y largo, pasó al famoso batido recogido de los años 60, el cual afirma hacerlo ella misma.

Tres mujeres y tres estilos en campaña.

Comentarios