El Pastillero

viernes, 09 de marzo de 2012 · 20:08

Saluditos

El jueves, en un par de esquinas clave de San Juan como Libertador y Urquiza aparecieron carteles con saludos por el Dia de la Mujer firmados por el diputado Mauricio Ibarra. Se lo escuchó a un actuarista decir que las copias nunca son buenas, esto, a la luz de que Rodolfo Colombo, quien año a año aparece con recursos novedosos en las fechas patrias, Día de la Madre, Día del Niño y fiestas de Fin de Año para saludar a todo el mundo, este día de las damas se tomó un respiro y no hizo entrega de rosas ni ninguna otra performance en la Peatonal con las que tiene acostumbrados a los sanjuaninos.
 
Coqueterías
 
Para dar su primer discurso, Ana María López llegó largo rato después de la hora señalada. Igual, como en sus mejores épocas de plenarios de UDAP, la ex gremialista se tomó su tiempo para dar entrevistas, saludar a los vecinos y para dar una muestra de que es toda una dama: antes de sentarse, parada frente al público, abrió coquetamente su cartera y sacó varios objetos, los acomodó en la mesa y recién se dispuso a hablar. Eran cosas importantes para poder seguir con el acto, porque lo primero que agarró dentro de su cartera fue un  par de anteojos, instrumentos preciados para poder leer su extenso mensaje.
 
Suerte
 
Cuentan que hace unos días, cuando el ministro de Educación de la Nación, Eduardo Sileoni visitó la provincia para el inicio del ciclo lectivo, al salir de la primera escuela donde se hicieron los actos, la de Educación Especial de Pocito, se paró un rato en las escaleras del moderno edificio, dejando expectante a la comitiva sobre qué le pasaba. Callado, se agachó a levantar algo del piso. No era más que un botón de un guardapolvo. Alguien le dijo "para la suerte" y él, en medio del conflicto con los docentes por los salarios, asintió con la cabeza.
 
Chicas
 
Por el Día de la Mujer el jueves se hicieron varios agasajos como tés o charlas educativas, organizados por funcionarios especialmente para las chicas. Una de las actividades más originales fue la del intendente santaluceño Marcelo Orrego, quien montó una carpa de la salud femenina en la plaza del Barrio El Vivero. Las santaluceñas, encantadas, porque además de recibir un afectuoso saludito, se sacaron las dudas sobre problemas propios del género.

Comentarios