Testimonios indignantes.

Estafaron a 20 vecinos por más de un millón de pesos

Una empresa constructora situada en San Francisco Solano sedujo a sus clientes con el sueño de la casa propia, les cobró el total de las edificaciones y 'desapareció' sin entregar ninguna de las viviendas prometidas. El negocio cerró y los acusados permanecen prófugos.
jueves, 08 de agosto de 2019 · 09:21

Más de 20 vecinos que viven en el partido bonaerense de Quilmes denunciaron haber sido estafados por una empresa constructora de San Francisco Solano. Según detallaron a cronica.com.ar, los acusados cobraron el costo total de las edificaciones a sus clientes, cerraron el negocio y "desaparecieron". Se estima que se robaron más de un millón de pesos. Los damnificados piden justicia y apelaron a la solidaridad de la gente para conseguir la ayuda de un abogado que los represente.

El negocio operó hasta el último sábado en un local situado en la avenida Monteverde 2845, en la localidad bonaerense de San Francisco Solano. El modus operandi de los estafadores era siempre el mismo: esperaban que los clientes se presentaran en el lugar, les ofrecían la posibilidad de tener su casa propia en menos de un mes y, una vez que los damnificados abonaban el total, dejaban de comunicarse con ellos y retrasaban la fecha de entrega una y otra vez. El pasado fin de semana, cuando los afectados fueron a reclamar al negocio, descubrieron que el comercio había cerrado. 

Los damnificados admiten que, en total, los estafadores se robaron más de un millón de pesos. En sus relatos, coinciden al asegurar que decidieron confiar sus ahorros a este negocio porque el local funcionaba hace más de 30 años y, hasta el 2019, los dueños del establecimiento entregaban las viviendas correctamente. Sin embargo, los clientes que se acercaron al local este año no tuvieron la misma suerte.
 
Luego de descubrir que los estafadores bloquearon a los afectados de sus celulares y se mudaron sin ningún tipo de explicación, las víctimas realizaron las denuncias en la Comisaría N° 4 de Morón, en la Fiscalía N° 2 de Quilmes y en una Comisaría de San Francisco Solano.

Los que perdieron todo
 
Los afectados contaron que lo que comenzó como un sueño de  tener la casa propia terminó siendo un fraude que los dejó en quiebra. "Gasté todos mis ahorros, me quedé sin nada. Esta gente se fugó con nuestra plata y no sabemos cómo seguir", dijo uno de los damnificados.

Una de las víctimas fue Karina Caceres, de 49 años, que perdió recientemente a su hija y se quedó a cargo de sus tres nietitos. "Comencé a manejar la plata que le quedó a mis chiquitos y decidí invertirla en una vivienda para ellos. Pagué 150 mil pesos y no recibí nada a cambio", contó.
 
Luego, detalló que al pedir la factura por la transacción le dijeron que se la iban a enviar en un mail. "El mensaje nunca llegó, la vivienda tampoco. No paraban de postergar la fecha de entrega, me daban muchas vueltas. Me bloquearon de WhatsApp. Este último fin de semana me cansé y fui a reclamar al lugar: estaba cerrado. Los busqué en Facebook y descubrí que cerraron la página. En la red social, me pude contactar con más víctimas", dijo. 
 
Al concluir, contó: " El local es muy conocido. Tengo amigos y familiares que obtuvieron sus viviendas luego de hacer negocios en este establecimiento. Es por eso que confiamos en ellos, no es que seamos tontos".
 
Yamila, de 21 años, otra de las afectadas, también se animó a denunciar la estafa de la que fue víctima: "Aboné 75 mil pesos el 4 de mayo y me dijeron que mi vivienda iba a estar lista entre el 6 y el 12 de junio. En esa fecha, me aseguraron que se atrasaron por las intensas lluvias y postergaron la entrega para el 31 de julio. Ese día, les mandé mensajes y descubrí que me habían bloqueado de WhatsApp. Los llamé y nadie me atendió. Cuando fui a la puerta del negocio, lo encontré cerrado. Los vecinos del local me dijeron que el último sábado levantaron todo y se fueron".

Precisó: "Junto con mi pareja queríamos comenzar a dar nuestros primeros pasos para formar una familia. Decidimos empezar construyendo nuestra casa propia. Le dimos todos nuestros ahorros a esta gente y no recibimos nada a cambio. Estamos desesperados, queremos justicia". 
Otro es el caso de Natalia Malaguiti, de 44 años, quien ya había contratado los servicios de la constructora y se los recomendó a su hija de 27. "La primera vez que hicimos negocios con ellos, no tuvimos ningún problema. No nos imaginamos que iban a cerrar y estafarnos de esta forma. El negocio cerró y dejó a más de 20 vecinos sin el sueño de tener su casa". 

Continuó: " Necesitábamos construir una vivienda sobre una terraza de nuestra propiedad y les entregamos 32 mil pesos por el trabajo.  Como no teníamos tanto dinero en efectivo, los convencí para hacer una transferencia bancaria. Al principio se negaron pero me puse firme y cedieron. Gracias a eso, descubrimos que una de las involucradas se llama Pamela Angela Morales". 
 
En tanto, Rodolfo, de 49 años, contó que junto a su familia pagó 71 mil pesos por una construcción y detalló: "Dijeron que íbamos a tener la casa lista el 4 de junio. Como en esas fechas llovió, postergaron la fecha de entrega. Nunca se comunicaron, tuvimos que llamar nosotros en reiteradas ocasiones, nos llenaron de excusas. Este martes los fuimos a buscar y descubrimos que habían cerrado. Luego, a través de las redes sociales, nos encontramos con más víctimas de esta gente y caímos en lo que había pasado: fuimos víctimas de una estafa".  

En total, los afectados son más de 20 y están organizados en un grupo de WhatsApp donde unen sus fuerzas e información para poder dar con los acusados que se llevaron todos sus ahorros. Los damnificados también pidieron solidaridad de la gente y solicitaron ayuda de un abogado. "Se llevaron todo lo que teníamos, no tenemos plata ni para defendernos", aseguraron.

Comentarios