posadas

"Está presa hace 68 días por algo que no hizo"

Patricia Lola Miguel, de 38 años, "vive un infierno", según contó su hermana.
martes, 27 de diciembre de 2016 · 14:33
Patricia Lola Miguel, de 38 años, está detenida desde hace 68 días en la Alcaidía de Posadas, acusada de ser partícipe secundaria en el homicidio de César Javier Pauluk, ocurrido el 10 de abril de 2009.

De acuerdo a la Justicia de Misiones, un chip que supuestamente pertenecía a la acusada -algo que ella niega- fue activado en el teléfono de Pauluk unos días después del crimen. Sin embargo, su familia denuncia ante Crónica que Patricia es "inocente”, que está injustamente acusada ya que jamás fue titular de la línea en cuestión y sostienen que desde "hace dos meses está pasando un infierno. La acusan de un delito que no cometió”.

"Está detenida en las peores condiciones desde hace 68 días. Ella no come, sólo come los días de visita cuando le llevamos galletitas, gaseosa, agua y hielo”, afirmó a este diario Ana María Miguel, hermana de la mujer detenida. "El juez de la causa generó un chivo expiatorio para cerrar la causa”, agregó.

El magistrado en cuestión en es el juez de Instrucción Uno de Posadas, Marcelo Cardozo, quien ordenó la detención de Miguel en el barrio San Nicolás de la ciudad de Córdoba, donde vivía junto a un novio discapacitado, para luego ser trasladada a Misiones.

Según argumentó la hermana de Patricia Miguel, con la escribana Andrea Yakubur realizaron un acta de constatación en una empresa, donde figura que la línea en cuestión estuvo, entre 2007 y 2014, a nombre de otra persona de sexo masculino.

"Jamás figuró a nombre de ella el chip, ni siquiera tuvo Personal”, remarcó Ana María, quien además denunció que "el Juzgado nunca envió un oficio a Personal. Recién lo mandó el 15 de diciembre”, detalló.

"El abogado presentó el pedido de excarcelación, pero el juez la rechazó”, agregó desconsolada. Según el portal Misiones On Line, el lunes 19 el juez Cardozo volvió a rechazar un pedido para excarcelar a Patricia Miguel, lo que fue notificado a Javier Noguera, abogado de la acusada.

Por la misma causa y bajo idéntica acusación, está detenido un remisero de Oberá, José Martínez (34). Por otra parte, Miguel aseveró a este diario que durante el allanamiento previo a la detención de su hermana Patricia "nos rompieron la puerta de la casa y nos robaron objetos de valor y dinero que teníamos guardado para pagar los servicios”.

Más problemas "Mi hermana tuvo dos intervenciones en la cabeza, le colocaron dos prótesis en el tímpano por un problema en el oído. El juez hace lo que quiere, no le quiere dar la excarcelación aunque no tiene argumentos. Necesitamos justicia. Somos gente humilde, sencilla, nunca tuvimos problemas con nadie”, completó Ana María Miguel.

Comentarios

Otras Noticias