triple fuga

De rebote, el “Ogro” Fabbiani también aparece en la trama

Escape y escándalo.El jugados se enfrentó a Ahumada, el empresario acusado por Martín Lanatta
sábado, 16 de enero de 2016 · 10:29

El empresario Carlos Agustín Ahumada Kurtz, presidente de Estudiantes de San Luis, vivía hasta hace poco con perfil bajo. Estuvo preso en Cuba y México, acusado de haber pagado coimas. Lo apodan "El señor de los sobornos”. Aquí transitaba sus días como un polémico directivo del fútbol. Siempre trabajando desde las sombras. Hasta que se topó con dos "Ogros”.

Uno podría ser llamado así en sentido figurado: Martín Lanatta, condenado a perpetua por el caso de la efedrina, declaró ante la Justicia que Ahumada le pagó millones de dólares en efectivo a Aníbal Fernández, presumiblemente por trabajos vinculados a esa trama ilegal. Ahumada, nacido en Argentina y nacionalizado mexicano, niega esas versiones.

El otro "Ogro” que obligó al empresario a dar explicaciones públicas, algo que detesta, está identificado con ese seudónimo: es el delantero Christian Fabbiani, ex River y Newell’s, quien hasta hace poco jugaba en Estudiantes de San Luis. El "Ogro” habla como juega: es hábil y talentoso, golpea pesado y con efectividad. Tuvo problemas contractuales con el club que preside "El Fantasma” Ahumada y lo obligó a volver a dar explicaciones en los medios.

De modo sorpresivo, además, la trama del "caso efedrina” une a este empresario enigmático, acusado en México de financiarse con negocios que nadie logra determinar, con uno de los jugadores más populares del fútbol nacional. El "Ogro” Fabbiani dejó Estudiantes de San Luis convencido de que su contrato se había terminado. Aceptó entonces un desafío: jugar para el club Liga de Portoviejo, que compite en la serie B de Ecuador. Pero "El Fantasma” no cree lo mismo. Dice que el contrato del "Ogro” con su club determinaba que tenía que jugar para su club un año más.

Fabbiani cree, y así lo dio a entender en forma pública, que Ahumada lo engañó en lo referido a la fecha de la finalización de su relación con el club. Los papeles que tiene no coinciden con los mismos que se guardaron en la AFA. ¿Hay dos contratos distintos? ¿Realmente Fabbiani firmó los dos? El empresario de la ahora doble polémica –la efedrina y el fútbol- quiere que Fabbiani vuelva a su club. Pero el jugador ya está en Ecuador.

Quienes lo conocen cuentan que Ahumada esconde sus vínculos con Aníbal Fernández. Pierde influencia en la AFA, donde tenía una alianza estratégica con el fallecido Julio Grondona. Y también se enojó con Fabbiani. Ahumada Kurtz empieza a dejar de ser un "fantasma”.

Fuente: Clarin

Comentarios