Cómo son los días de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y de Víctor Schillaci en Ezeiza: la cárcel por dentro

Se quejan por la comida. Reciben visitas y siguen sin contacto con el resto de los detenidos
viernes, 15 de enero de 2016 · 17:33
Se fugaron del penal de General Alvear y mantuvieron en vilo al Gobierno y las fuerzas de seguridad durante dos semanas, hasta que fueron capturados en Santa Fe. Ahora, los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci pasan sus días detenidos en la cárcel federal de Ezeiza.

Martín Lanatta se quejó de la comida porque es escasa y ayer fue atendido en el hospital del penal. Junto con su hermano Cristian y Schilaci comenzaron a recibir visitas y siguen en "resguardo" sin estar en contacto con otros internos.

 

 

Así transcurren los días de los los tres prófugos recapturados del triple crimen de General Rodríguez con altas medidas de seguridad en lo que es considerada la cárcel de mayor seguridad del país.

Por ese motivo las autoridades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) decidieron alojarlos en la misma unidad, aunque en distintos pabellones y sin contacto con presos.

 

 

Infobae participó de una visita a la cárcel de Ezeiza para medios de comunicación organizada por el Ministerio de Justicia de la Nación y el SPF para conocer el lugar donde están detenidos quienes hoy son los presos más famosos.

 
Martín Lanatta está detenido en el pabellón 3, su hermano en el cuatro y Schilaci en el 1, de ingreso, selección y tránsito. Los tres están en celdas individuales –así son todas en Ezeiza– de seis metros cuadrados cada una con una cama, un pupitre con banco, un armario y un inodoro y lavadero de manos antivandálicos.
Los Lanatta y Schillaci no tienen contacto con otros presos

Cada vez que salen o entran a las celdas son requisados por agentes penitenciarios.
 

En el caso de los Lanatta y Schilaci las celdas tienen cámara de seguridad en su interior, además de una custodia especial a cargo de agentes elegidos especialmente para esta tarea por Asuntos Internos del SPF.
Detenidos realizando tareas en el penal bonaerense

Los agentes que los custodian fueron elegidos entre aquellos que no tienen antecedentes penales, ni registran denuncias por corrupción o connivencia con detenidos.
 

Los tres detenidos están en situación de resguardo. Están 23 horas dentro de la celda y sólo tienen una de recreo en la que pueden bañarse o hablar por teléfono. Además de los momentos en los que reciben visitas, a sus abogados, van al médico o deben declarar ante jueces, como ocurrió esta semana en la causa de la fuga de la cárcel de General Alvear o el intento de homicidio de los policías en Ranchos.
Los sicarios del triple crimen reciben visitas por separado
Durante la hora de recreo siguen solos porque no pueden tener contacto con nadie. Los Lanatta y Schillaci ya hicieron el reclamo por estar aislados.

Primero estuvieron solos en el pabellón que les tocó. En los últimos días comenzaron a ocuparse celdas de esos lugares con otros internos pero con los que no tienen relación. "No comparten nada", dijo un agente que los vigila.
Una de las celdas
Los Lanatta ya recibieron visitas. Su madre estuvo en la cárcel pero los tuvo que ver por separado. Mientras que Martín también recibió a su pareja y su hijo.
 

 
Además, Martín fue atendido ayer en el Hospital Central Penitenciario por una consulta cardiológica.
Ingreso al complejo penitenciario

 

 

 

(Fuente: Infobae) 

 


Valorar noticia

Comentarios