La durmieron con burundanga para robarle 7 mil pesos

En Paraná, Entre Ríos, una joven sufrió el bestial ataque que tuvo como fin el robo de su comercio. 'Una mujer me ofreció perfumes, cuando los acercó a mi nariz derramó el líquido sobre mi rostro y no recuerdo más nada', denunció la dueña de una panadería.
sábado, 12 de septiembre de 2015 · 11:10

 
Se usaba para secuestrar, violar o robar, ahora para atracar un comercio... Una joven que fue asaltada por una mujer que le robó 7.000 pesos en un local comercial de la capital entrerriana fue sometida a análisis clínicos en los que se detectó que tenía restos de burundanga, una droga que adormece casi instantáneamente a las víctimas y les hace perder el conocimiento.

En los análisis de sangre y orina realizados a la joven asaltada se encontraron restos de escopolamina, más conocida en el ambiente delictivo como burundanga, junto con otras sustancias que aún no se han podido determinar.

Silvina Martínez, de 27 años, la víctima del asalto, relató que el jueves al mediodía atendía una panadería de su propiedad cuando ingresó una mujer que, mientras compraba pan, le ofreció venderle perfumes.

El ataque

"Me empezó a ofrecer perfumes, y cuando llego al tercero, lo acerco a mi nariz. En ese momento ella hizo un movimiento extraño, haciendo que el líquido se derrame sobre mi rostro. Entonces me brinda un pañuelo con el que me sequé la cara y luego no recuerdo nada más”, reveló la joven un declaraciones de la prensa.

La chica dijo que se despertó en rato más tarde en el baño del local, atada de pies y manos y sin el dinero de la caja. "El baño del negocio es contiguo a la casa de la señora que me alquila el local y, cuando ella escuchó mis gritos, me socorrió, llamó a la policía y recibí asistencia”, narró Martínez.

El caso no sería el único ocurrido en Paraná y se lo vincula con otro sucedido la semana pasada, cuando otra joven denunció que mientras se encontraba en el colectivo, un hombre le rozó el cuello y luego, al bajar del transporte público, sintió un adormecimiento.

Comentarios