Perverso obligaba a sobrinita a masturbarlo arriba de la moto

sábado, 08 de agosto de 2015 · 11:19
Las autoridades policiales lograron detener a un peligroso depravado, quien era buscado por haber corrompido sexualmente, entre 2007 y 2011, a su sobrina, que ahora tiene 15 años. El aberrante suceso se registró en la localidad bonaerense de Manuel Alberti, en el partido de Pilar. El chacal es conocido con El Sátiro de la Motocicleta.

A raíz de estas agresiones, la menor padece actualmente graves problemas psicológicos y hasta trató de suicidarse.

El peligroso sujeto, de 26 años, fue apresado por los pesquisas policiales de la Delegación Departamental de Investigaciones de Investigaciones de Pilar, como saldo de un procedimiento realizado en el primer piso de un inmueble situado en Lorenzo López al 800, en el citado distrito.

Las diligencias fueron supervisadas por las autoridades policiales de la Coordinación Departamental de Investigaciones de San Isidro. Trascendió que el horrendo episodio salió a la luz el 28 de noviembre de 2013 cuando una mujer concurrió ante los funcionarios y les narró que su hija le había señalado que su tío la obligaba a practicar actos sexuales.

De acuerdo a lo indicado por la pequeña, la tremenda situación comenzó en 2007, cuando el individuo empezó a hablarle de temas sexuales, hasta que un día la besó y después le manoseó sus partes íntimas, para, de inmediato, masturbarse frente a ella. En esos momentos, la criatura tenía 8 años.

Meses más tarde el sátiro empezó a introducirle los dedos en la vagina y en el ano a la víctima, mientras se masturbaba. Una vez, según dijo la menor, el muchacho la obligó a subir a la parte trasera de una motocicleta, en tanto el depravado se colocó al volante el vehículo, oportunidad en la que indicó a la chica a que le hiciera caricias en el pene, mientras conducía el rodado. Estas acciones sucedían mientras la familia residía en una finca ubicada en Remedios de Escalada de San Martín, en Manuel Alberti.

Pericias demostraron que la niña padece severos problemas psicológicos, como consecuencia de estos horrendos abusos e incluso, en una ocasión, quiso matarse. En tal sentido, las autoridades lograron establecer que la damnificada sufre de un psiquismo traumatizado, que le obstaculiza el normal desarrollo de la subjetividad.

Intervinieron en la causa la doctora Carolina Carballido Calatayud, fiscal Unidad Funcional de Instrucción Especializada en Delitos de Violencia de Género, y Nicolás Ceballos, magistrado de Garantías Nº 6 del departamento judicial de San Isidro.

Comentarios