Misterio por la desaparición de una mendocina

Nadie sabe que pasó con la joven de 24 años que no aparece desde el mes pasado. La familia acusa de inacción al Estado, mientras que la Justicia asegura que investiga.
sábado, 15 de agosto de 2015 · 22:04
La desaparición de Paola Gisela Gutiérrez, ocurrida el mes pasado en el barrio de La Favorita, aún está envuelta en misterio. La familia de la joven de 24 años y madre de tres niños cree que Gisela fue capturada por una red de trata de personas para explotar sexualmente a las cautivas. Esta sospecha es similar a las que poseen los casos de Johana Chacón y Soledad Olivera, dos jóvenes de Lavalle que también están desaparecidas y cuyos casos aún no han sido resueltos, refiere el portal de noticias mendocino MDZ.

Según ha podido reconstruir la investigación encarada por la fiscal Daniela Chaler, Gisela Gutiérrez fue vista por última vez el pasado 19 de julio cuando fue a visitar a su media hermana que vive a una cuadra de su vivienda, en el barrio La Favorita. Aparentemente la joven, que además está embarazada de cuatro meses, al retornar a su casa se encontró con un vecino y luego tomó otro camino, siendo éste su último rastro conocido.

Si bien Gisela cuenta con antecedentes de abandono de hogar, para su familia esta situación es muy distinta. La joven no se llevó sus documentos ni prendas, además no posee celular y sus allegados aseguran que no tenía motivos para irse. Por ello, sus familiares están casi convencidos que fue capturada por una red de trata de personas.

De todos modos, la vida de Gisela está signada por la violencia. Sus dos anteriores parejas, padres de sus hijos, ejercieron hacia ella violencia física y psicológica; incluso se supo que hace poco sufrió una violación, producto de la cual quedó embarazada. Luego de esos hechos, la joven hizo algunas denuncias, pero aseguran que las autoridades no las tomaron en serio. También se supo que padece un cuadro depresivo y que posee problemas de presión.

Además, Gisela convive con sus tres hijos de 10, 8 y 1 año y medio y sus padres en una humilde morada de La Favorita. Lo cierto es que su desaparición trastoca la vida de sus familiares, quienes deben poner todas sus energías en la búsqueda y seguir sosteniendo económicamente el hogar.

Dada la falta de información, la familia de la joven está preocupada y cree que las autoridades no están haciendo nada en la búsqueda de Gisela. Por ello temen que su caso quede sin resolverse y pase a engrosar la lista de mujeres que no han sido encontradas.

Sin embargo, desde la fiscalía aseguran que están "absolutamente abocados" a la búsqueda de Gisela, pero aún no tienen novedades ni indicios sobre el paradero de la joven.

Comentarios