Murió un hombre en silla de ruedas después de que se inundó su casa

El temporal hizo estragos en varios puntos de la provincia de Buenos Aires donde un discapacitado que perdió la vida al no poder desplazarse.
martes, 11 de agosto de 2015 · 07:16
Continúa el drama por el trágico temporal. Un hombre murió en Quilmes porque la vivienda que habitaba se inundó cuando dormía y como se movilizaba en silla de ruedas no pudo desplazarse.

En Luján permanece el alerta rojo porque el río continúa creciendo y las aguas ya llegaron hasta la basílica. En Berisso debieron ser evacuadas 25 personas y la preocupación también se mantiene en Areco.

En el partido bonaerense de Quilmes, un hombre de 60 años vivía en una precaria casa en Ribereña y 849, a metros de un arroyo. La propiedad se inundó con más de un metro de agua mientras dormía y el hombre, que se movilizaba en una silla de ruedas, no habría podido desplazarse y fue encontrado por familiares en el piso. Bomberos Voluntarios de La Florida y personal de Defensa Civil colaboraron en el rescate del cuerpo.

Por el hecho, Diego Medina, jefe de Bomberos de La Florida, declaró: "En el transcurso recibimos un llamado de familiares de la víctima, un hombre de 60 años que tiene movilidad reducida. Tenía silla de ruedas en su casa. Por lo que dijeron habría caído de la cama. Es probable que haya estado solo”.

"Tenemos unos 200 milímetros llovidos en Quilmes desde el jueves y 35 desde ayer (domingo)”, afirmó Néstor Guglielmino, titular de Defensa Civil.

Alerta rojo

El río Luján superó los 4 metros y está en crecida, por lo que se mantiene el alerta rojo en la ciudad de Luján, donde unas 300 personas siguen evacuadas. El coordinador general del Prodecom (Protección y Defensa de la Comunidad), Javier Sosa, manifestó que "el río alcanzó los 4,32 metros y sigue creciendo, superó el pico de los días anteriores y se espera que aún crezca un poco más”.

"Se mantiene el alerta rojo y estamos preparados para aguantar hasta una crecida del río a 5 metros, 5,30 metros”, aseguró Sosa, quien detalló que el agua "llegó al casco histórico y está a una cuadra de la basílica de la Luján”.

"No creemos que vaya a entrar a la basílica, porque la entrada está muy elevada, de hecho en anteriores inundaciones el agua ingresó a la cripta por las napas, por el ascenso de las napas”, aclaró. Sosa informó que la terminal de ómnibus fue nuevamente mudada de lugar, por el anegamiento de las calles y aclaró que hasta el momento no hay establecimientos educativos comprometidos, por lo que las clases se dictan con normalidad.

Areco y Berisso

Por su parte, el intendente de la localidad bonaerense de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, aseguró que se espera un "mejoramiento de la situación climática y del nivel de las agua del río Areco, que produjo la evacuación de unas 90 personas en el gimnasio municipal. No obstante, explicó que "hasta tanto no se estabilice el río y comiencen a bajar las aguas, seguimos en alerta y en estado de evacuación”.

"Nosotros teníamos temores de que la cosa se complicara muchísimo, porque no paró de llover desde el miércoles pasado, pero el comportamiento del río ha sido mejor a lo esperado”, afirmó el jefe comunal.

Por su parte, en Berisso unas 25 personas que debieron abandonar sus viviendas tras las intensas lluvias caídas en los últimos días continúan siendo asistidas en un Centro de Integración Comunal (CIC).

El jefe de departamento de Defensa Civil de la comuna, Hernán Pejkovic, confirmó que "hay unas 25 personas que están siendo asistidas por la dirección de Acción Social” y se encuentran alojadas en el Centro Integrador Comunicado ubicado en 33 y 169 de esta localidad ribereña.

El funcionario sostuvo que "debido a las intensas precipitaciones que afectaron la zona, los vecinos que residen en su mayoría en el barrio Obrero debieron abandonar sus domicilios y fueron trasladados al CIC, donde reciben alimentos, ropa seca y asistencia sanitaria”.

Comentarios