Afip avanza la investigación sobre polistas

sábado, 21 de noviembre de 2015 · 22:52
A pesar de tener un expediente con su nombre a cargo del juez Rafael Caputo y el fiscal Miguel Schamun en el fuero penal económico, Adolfo Cambiaso se dedicó a intentar una hazaña inédita: ganar con su equipo La Dolfina los torneos de Tortugas y Hurlingham y entrar al Abierto Argentino de Palermo para intentar llevarse por tercera vez consecutiva la Triple Corona, la tríada de títulos que es máximo galardón posible en el polo mundial. Nadie le hizo preguntas incómodas al gran campeón, nadie le preguntó por su situación en Tribunales. El gran campeón, simplemente, siguió ganando.

El 16 de octubre último, Infobae reveló que Cambiaso, proclamado como el Maradona del polo y uno de los jugadores más significativos de todos los tiempos, era incluido en una denuncia de la Dirección General de Aduanas bajo la esfera de la AFIP junto con otros polistas de alto hándicap por el comercio irregular de cinco caballos de elite exportados al exterior. Es una regla: los mejores del polo crían sus propios caballos en sus haras. Los padrillos y yeguas del haras La Dolfina en Cañuelas están entre los más buscados entre los conocedores y compradores del mundo. Es decir, ¿quién no querría un caballo del mejor de todos?

Cambiaso, por otra parte, no estuvo solo en la lista que se volvió pública. Bautista Heguy, clave de Indios Chapaleufú, fue señalado con tres caballos a cargo de su firma Los Cuatro Varones S.A. Sebastián Merlos, ex La Dolfina, criador aclamado con su linaje de yeguas Gurí y de estrechos lazos deportivos con Cambiaso, figura con cuatro ejemplares. Más de veinte nombres célebres integran la lista, los grandes nombres del polo argentino y mundial: el golpe de la AFIP fue al corazón del deporte mismo, a su aura de exclusividad y hermetismo patricio. Todos los caballos tienen un pedigree específico, hijos de sementales y madres reconocidos; la gran mayoría fueron montados en abiertos de Palermo, Tortugas o Hurlingham, los torneos de la Triple Corona del polo nacional.

La maniobra sospechada es simple: subfacturar para exportar. En el selecto mercado de remates de primavera, un equino vale como mínimo, 45 mil dólares, de acuerdo voces del mercado. Un campeón puede llegar hasta 100 mil dólares, con compradores británicos, brasileños, israelíes o norteamericanos que pueden destinar a los caballos a cualquier punto del planeta, Dubai por ejemplo, en pagos que pueden liquidarse en Uruguay o el Reino Unido. Los caballos, según denunció la AFIP, eran registrados para exportación en la Aduana como ejemplares de baja categoría, con un valor no mayor de cinco mil dólares.

La investigación de más de tres meses dio motivos para mayor sospecha: los caballos exportados habrían sido cambiados de nombre, pedigree y performance deportiva al ser cambiados, según confían a este medio fuentes que conocen la investigación, lo que garantizaría menos dinero tributado al dificultar su trazabilidad. El monto de la evasión, en un primer momento, se calculaba en 1,5 millones de dólares. Hoy, a la luz de nuevos cálculos, asciende a cinco millones con 60 animales en el esquema.

Con la denuncia de la AFIP en la mano, el juez Caputo ordenó allanar. La división de Delitos Federales y Complejos de la PFA irrumpió en 22 puntos desde Barrio Norte y el microcentro porteño hasta Pacheco, Bella Vista y Mendoza, para secuestrar registros y documentación contable. Pero los procedimientos no fueron en los haras o en las casas de los polistas, sino en los domicilios vinculados a las firmas exportadoras que comerciaban con sus caballos: la transportadora Unicorn SA, Equus Trade -que operaba con los ejemplares de Cambiaso-, y Unlimited Trade entre otras. Hay dos despachantes vinculados a estas firmas fuertemente sospechados. Se detectaron presuntas maniobras fraudulentas, en un modus operandi repetido: caballos facturados en un país pero despachados a otro. Equus Trade, por ejemplo, habría facturado a Estados Unidos, Suiza, Alemania y Polonia entre otros destinos

El clan Pieres con su equipo Ellerstina -rival histórico de La Dolfina, algo así como un Boca-River del polo- sintió el mayor de los golpes. Una de las familias más tradicionales y respetadas del polo de alto handicap, con su patriarca, Gonzalo, sus hijos Gonzalo, Facundo y su primo Pablo Pieres, alias "Polito", actual pareja de la actriz Calu Rivero, su haras es de gran peso. Pablo mismo está señalado por Gamulán, un caballo que mostró en sus redes sociales; Ellerstina S.A, la sociedad que conforma el clan, está siendo investigada por la venta su yegua Open Isaura, que jugó la Triple Corona de 2013 junto a su padre, el célebre padrillo Grappa Casino, galardonado en 2006 con un segundo premio como Gran Macho de la raza Polo Argentino por la Sociedad Rural, la entidad encargada de registrar los linajes genéticos. Pero los Pieres no solo están señalados por presuntamente subfacturar a dos caballos de su tropilla: también están implicados en el supuesto esquema de dividir destinos de facturación y embarque. La sede de Ellerstina S.A en la calle Cerrito al 1200 también fue allanada.

Hoy, según pudo saber Infobae, tres peritos de la AFIP analizan la documentación que fue incautada y que progresivamente se libera a medida que los abogados defensores ponen su firma. Adolfo Cambiaso ya envió al suyo a los Tribunales de Retiro: contrató al reconocido Rafael Cúneo Libarona. Muchos de los polistas involucrados pidieron tener audiencia con autoridades de la AFIP, sin resultados favorables. Por lo pronto, de cara a un nuevo Abierto en Palermo, el negocio del polo de alto hándicap intenta seguir su marcha de la forma en que siempre lo hizo: discretamente.

Alguien espía desde el palenque

Para el 22 de octubre último, La Dolfina anunció a través de un elegante catálogo lo que es quizás su máximo evento anual más allá de alzar trofeos en Tortugas o Palermo: su remate de primavera. Realizado en el haras de Cambiaso en Cañuelas, ofreció padrillos como Dolfina Hulk, potrancas como Presunta, Sospechada y Encandilada, entre otras. Hubo una cierta ironía: el invitado de honor, según el catálogo, fue Sebastián Merlos. Fue por Merlos que estalló el escándalo; la AFIP comenzó a desarrollar su denuncia a raíz de Gurí Patagonia, un ejemplar del ex La Dolfina que participó en la Triple Corona y fue galardonada como la mejor yegua en el partido que definió la USPA American Cup en 2014. Gurí Patagonia se habría intentado exportar a un valor irrisorio como caballo de baja categoría, lo que despertó la primera alerta.

También, Ellerstina anunció su propia subasta y venta de servicios de padrillos, entre los que se incluyó Grappa Casino. El remate selección de la Asociación Argentina de Criadores de Caballos de Polo fue de gran éxito con una velada el 13 de noviembre en un campo en General Rodríguez. Lo que ningún polista criador supo es que en cada de remate de la temporada hubo agentes de la AFIP infiltrados entre el público comprador.

La Asociación de Criadores, por su parte, busca despegarse del escándalo. Una fuente allí aseguró: "No tenemos nada que ver con la parte comercial. Fomentamos la cría, anunciamos los remates, pero los libros contables por acá no pasan". Es paradójico, por otra parte: Gastón Laulhé, polista que figura entre los denunciados, tiene el cargo de prosecretario en la Asociación. "Ese es un tema de Gastón", lanza la misma fuente, algo ofuscada. Lucas Monteverde, otro ex La Dolfina implicado en el caso, es vocal suplente, de acuerdo a información en el sitio de la Asociación.

El polo es un ambiente algo endogámico. Los apellidos se repiten a lo largo de las décadas. Por ejemplo, el haras La Irenita -el 10 de hándicap Pablo Mac Donough, integrante de La Dolfina y ganador de títulos mundiales como la Queen's Cup integró su composición societaria, en la que hoy figuran otros miembros de su familia- fue incluido con otros tres caballos en la denuncia. John Mac Donough figura como el responsable de Unicorn S.A, una de las firmas allanadas. En Unicorn, un sobrino de Guillermo Buchanan, gerente de administración de la Asociación de Criadores, es quien atiende el teléfono. El apellido Mac Donough también figura en la comisión directiva de la Asociación.

Para los polistas no es fácil hablar de esto. Ante el llamado de Infobae, muchos eligieron la negativa cortés o el silencio de radio. Bautista Heguy fue parco al responder: "Te agradezco el contacto", dijo. Está señalado por tres caballos y una sociedad anónima integrada por miembros de su familia como su hermano e histórico coequiper en Indios Chapaleufú, Horacio Segundo. Pero cerca de él señalaron rápidamente: "La sociedad anónima y los caballos son de él". Encargados de comunicación en el equipo de los Pieres no ofrecieron respuesta pese a las repetidas ofertas: un desgarro de Facundo de cara al Abierto era la preocupación principal.

La AFIP, por su parte, sube la intensidad de los controles. Aumentó el piso mínimo de exportación para caballos de polo de cinco a treinta mil dólares, algo que ningún polista objetó formalmente, según voces en el mercado. Varios polistas tras la presentación de la denuncia tuvieron nuevos problemas. Uno de ellos debía importar desde el Reino Unido tres caballos que habían jugado en un torneo de elite para que disputen el Abierto de Palermo: lo había hecho bajo la categoría de importación temporal, que implicaba menos gasto impositivo. Tuvo que pagar una multa de 70 mil dólares para liberarlos. La nueva instrucción general 10/15 de la Dirección General de Aduana endurece los términos para sacar caballos del país, con documentación que deberá ser evaluada quince días antes de la salida del animal.

De cara al análisis de documentación, el fiscal Schamun y el juez Caputo esperan un informe antes de la llegada de la feria judicial de verano. Luego, vendrían las indagatorias. Por lo pronto, Adolfo Cambiaso se dedica a ganar. Miembros clave de su entorno habían ofrecido aclarar la situación en esta nota, para luego retractar su testimonio: "Las explicaciones las va a dar a la Justicia. No les importa hablar en los medios", dijo uno de ellos.

 

Fuente Infobae


Valorar noticia

Comentarios