Conmoción

¿Quién era Iván Heyn?

Joven ladero al hijo de Cristina, un economista promisorio, con un cargo de peso en el gobierno nacional, activo militante de La Cámpora. Se abre la intriga sobre el joven funcionario K que acaba de aparecer muerto. Mirá su último video en la TV Pública el mes pasado.
martes, 20 de diciembre de 2011 · 15:54
A Iván Heyn se lo conocía como el economista estrella de los jóvenes ultra K. Miembro de La Cámpora y fiel exponente del ideario económico del kirchnerismo, a los 33 años Heyn presidía la Corporación Puerto Madero e integraba, en nombre del Estado, el directorio de la metalúrgica Aluar. "Soldado del proyecto K", como él mismo se definía, formó parte de la derrotada lista porteña del oficialismo y estaba furioso con los intelectuales de Carta Abierta, que cuestionaron la campaña: "No se puede criticar a los generales en medio de la guerra", dijo.

De origen judío, era el economista estrella de La Cámpora y el asesor económico de Máximo Kirchner, el fundador de esa agrupación que crece cada vez más dentro del kirchnerismo.

Dentro del Gobierno, se alineba con el influyente secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini,
como el resto de los jóvenes K, mientras que en la intimidad consideraba a Amado Boudou como "el mejor alumno" del modelo.

Era licenciado en Economía por la UBA, donde se recibió con honores. Además, tenía un máster en Economía y Desarrollo Industrial de la Universidad General Sarmiento. En 2002 fue presidente de la FUBA, aunque su gran golpe como militante lo dio en 2000, cuando su agrupación independiente Tontos pero no Tanto (TNT) le arrebató el centro de estudiantes a Franja Morada en su facultad. TNT había sido creada unos años antes por otro joven economista de formación marxista: Axel Kicilloff, cuyo nombre sonó fuerte en los últimos meses cuando el Gobierno lo impulsó para ocupar un asiento en representación de la Anses en el directorio de Siderar.

Al gobierno K entró a los 28, como asesor de Felisa Miceli, a quien había conocido en reuniones post 2001 y a las que la ex ministra asistía con su pareja, Pacha Velasco, ligado en los años 70 a Montoneros. Cuando la ministra renunció, en medio del escándalo por la bolsa de dinero, Heyn ya había construido un lazo con Miguel Peirano, y así fue como se convirtió en Secretario de Industria en 2008 (cargo que ocupó hasta 2009), durante la gestión del silencioso ministro Carlos Fernández. Como otros en el Gobierno, Heyn confrontó con su colega Martín Lousteau.

Heyn era de tez morena, alto, de padre paraguayo y madre argentina, y tenía dos hermanos en una familia acomodada. Usaba riguroso traje y parecía un ejecutivo del establishment, aunque para reunirse con amigos prefería los bares viejos de Constitución.

A Heyn, que vivía en San Telmo, le gustaba trotar por las mañanas. Era obsesivo, hiperquinético y, según sus amigos, "discutidor como un trosko" cuando de política se trataba. Para desenchufarse, bailaba tango y, dicen, era buen bailarín. Vivía en pareja con una politóloga llamada Luanda, que aparece en su facebook, en varias postales de su vida cotidiana y política. (Fuente: La Nación).

Mirá el video de la última participación de Heyn en el programa "678" de la Televisión Pública.