Estados Unidos

Asesinó a su esposo y tomó una drástica decisión porque creía que era "la novia de Dios"

Primero ella dijo que la víctima estaba durmiendo, después todo salió a la luz y terminó siendo arrestada. Detalles estremecedores.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 12:23

A principios de junio en Washington, Estados Unidos, una mujer asesinó a su esposo y luego le mutiló el estómago para sacare los órganos ya que debía "salvarse del fin del mundo". 

La víctima fue identificada como Nicholas Andrew Bunten, de 31 años. Sus padres descubrieron el macabro crimen luego de que intentaron varias veces comunicarse con su hijo. Como no recibieron respuesta decidieron llamar a las autoridades para denunciar el hecho.

Cuando los oficiales se dirigieron a la vivienda del matrimonio, la misma mujer identificada como Janae Bunten los recibió. Al momento de que le consultaran por su esposo, adujo que estaba "durmiendo".

La extraña actitud de la esposa y su constante insistencia en que se vayan de su casa, alertó a los policías, quienes decidieron intervenir y sacaron de la casa a los hijos del matrimonio, según especificaron, porque “temían por su seguridad”.

Una vez que los sacaron del domicilio, la mujer empezó a prender y apagar las luces de su casa y con rifle en mano, salió a la calle a dispararles a los agentes. En el enfrentamiento, uno de los oficiales terminó hiriendo a la mujer.

Fue cuando los agentes pudieron revisar la propiedad y fue en ese momento es donde hallaron el cadáver de Nicholas Bunten en uno de los baños. El cual tenía 2 heridas de bala.

La autopsia determinó que el hombre murió a principios del mes de junio a causa de los dos disparos. Además, revelaron que una vez asesinado su mujer le abrió el estómago y le extrajo varios órganos, por lo que fue acusada de asesinato en segundo grado.

Los padres de la víctima aseguraron en su declaración que su nuera llevaba varios días actuando extraño y aseguró en varias ocasiones que ella era “la novia de Dios” y que "el fin del mundo estaba muy cerca".

(Fuente: Crónica)

Comentarios