Pandemia

El último de todos: llegaron las primeras vacunas a Uruguay

El gobierno no dispuso ninguna ceremonia de recepción al entender que la llegada de las dosis "forma parte de un proceso", afirmó el secretario de la Presidencia Álvaro Delgado.
domingo, 28 de febrero de 2021 · 14:51

Luego de un vuelo de poco más de un día, desde Pekín (China) al Aeropuerto de Carrasco, llegaron las primeras dosis. A las 22.51 horas de este jueves, arribaron al país las 192.000 vacunas de Coronavac. Apenas aterrizó la aeronave, comenzó el operativo de descarga y transporte de las dosis. Los contenedores, herméticamente sellados y recubiertos por la bandera uruguaya , fueron descargados del avión y trasladados hasta un depósito del aeropuerto.

El gobierno no dispuso ninguna ceremonia de recepción al entender que la llegada de las dosis "forma parte de un proceso", afirmó el secretario de la Presidencia Álvaro Delgado. Antes de llegar a Uruguay, el vuelo 9590 de la aerolínea Latam, hizo escala en Chile para dejar unas dos millones de dosis. Allí las recibió el propio presidente chileno, Sebastián Piñera. Aquí en Uruguay se decidió no hacer una celebración de recepción.

El avión había salido de Pekín e hizo una primera escala en Sídney (Australia) y a su llegada a Chile se descargó parte de las vacunas para la inmunización de la población chilena. El presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo que era el tercer cargamento que recibían de la vacuna.

«Uruguay y Chile somos países hermanos que tenemos una larga tradición de apoyo, colaboración y amistad, y por eso estamos colaborando con Uruguay», dijo Piñera consultado acerca del rol de su país en la llegada de las vacunas a Uruguay. «De hecho, pudimos prestar el transporte para que las primeras vacunas pudieran llegar a Uruguay», agregó, y dijo que Chile está «colaborando con muchos otros países».

Por su parte, Álvaro Delgado, secretario de la Presidencia, dijo que Uruguay va a «terminar el proceso de vacunación mucho más rápido que otros que empezaron el proceso 20 días antes». Delgado indicó a Informativo Carve (radio Carve) que ahora es clave «mantener el flujo» de las llegadas de vacunas. «Fuimos muy duros en la negociación para adquirir las vacunas, no solo para tener grandes cantidades sino también para tener la certeza de que no habrá tiempo muerto y que no haya momentos donde se paralice el plan de vacunación», explicó.

«Queremos tener mucha cantidad de vacunas, en los tiempos adecuados, para que el Uruguay tenga un nivel de inmunidad rápido», agregó. Delgado reconoció que están «acordando con un par de laboratorios más» para incorporarlos al sistema de vacunación y dijo que está «convencido» que va a existir «un compromiso social de la gente para vacunarse». Por otra parte, remarcó que le generó «orgullo republicano» escuchar a Lacalle Pou «que dijera que se vacunará cuándo le toque, con la vacuna que le toque».

Desde el 15 de marzo esas dosis serán «complementadas» con 1.558.000 más de esta vacuna, expresó el mandatario Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa el lunes. Asimismo, adelantó que las vacunas de Pfizer/BioNtech que «a partir de la semana del 8 de marzo hasta la semana del 26 de abril vamos a recibir en el entorno de 460.000 dosis de la vacuna de Pfizer, con lo cual estaríamos completando para el mes de marzo, el entorno de dos millones de dosis».

Con esas dosis se prevé vacunar al personal de la salud que está al frente de la primera línea de batalla. El presidente explicó que se inocularán luego con esa vacuna por la efectividad que tiene. «Por la propia tarea del personal de la salud, de exposición a la enfermedad, se decidió vacunar con la del laboratorio Pfizer», dijo el presidente en referencia a que esas dosis tienen mayor efectividad que las producidas por el laboratorio chino.

El mandatario explicó que estuvo sobre la mesa la posibilidad de vacunar con Sinovac al personal de la salud, pero dado que estas dosis llegarán en las próximas semanas, mantuvo la decisión de inocular con la más efectiva al personal de la salud.

«Si el lapso de las llegadas (de las vacunas) era extendido, íbamos a proceder a vacunar al personal de la salud con Sinovac. Como la distancia entre la llegada de una y otra no excede los 10 días, se entendió que era bueno esperar la llegada de Pfizer para vacunar al personal de la salud», señaló. Por otro lado, dijo que esta semana se terminará de consolidar la campaña en los medios sobre la vacunación. «Habrá una campaña de opinión pública para establecer cuál es el mecanismo para vacunarse», dijo el mandatario.

En tanto, el Ministerio de Salud Pública y el Grupo Asesor Científico Honorario hicieron un informe sobre la vacuna que arribó en la madrugada. Los expertos informaron que «induce el desarrollo de anticuerpos contra el RBD de la proteína S, que tienen potencial neutralizante.

Se alcanzan muy altos porcentajes de seroconversión, cercanos al 100%, que dependen de la dosis y del esquema de inmunización utilizado. El análisis de la respuesta celular inducida es preliminar (solo en fase I) y no permite concluir la inducción de respuesta tipo Th1. Este dato es de suma importancia ya que esta vacuna está formulada con hidróxido de aluminio como adyuvante».

«Está ampliamente reportado que las vacunas adyuvantizadas con aluminio, en cualquiera de sus presentaciones, polarizan la respuesta inmune hacia un perfil Th2. Si bien este tipo de respuesta permite el desarrollo de anticuerpos capaces de neutralizar el virus e inhibir su entrada a las células, la inducción de células T CD8+ con potencial de eliminar células ya infectadas por el virus (efectores de respuesta Th1) se ve comprometida», agregan.

Sostienen que por los estudios de fase II, «la respuesta inmunogénica es menor que para otras plataformas, y no incluyen sueros de pacientes convalecientes para su comparación. El perfil de seguridad muestra escasos efectos adversos locales (10-20%) y sistémicos (aprox. 10%), los cuales fueron en su totalidad grado 1. Los datos de fase III para evaluar su eficacia son parciales, y aún no se cuentan con los datos definitivos.

El dato de eficacia de enfermedad sintomática global es de 50,3% (IC 95: 35,26 – 61,98), para Brasil, levemente por encima del 50%, mínimo estipulado por la OMS». «En Turquía informan eficacia de 91 %. Tiene aprobación para uso en China, Brasil, Indonesia, Turquía y Chile. En estos países, su aprobación de emergencia está sujeta al seguimiento continuo de la información que va brindando el laboratorio», agregan.

Comentarios

Otras Noticias