Decisión tomada

En medio de una fuerte polémica, exterminarán a miles de gatos en Australia: mirá el motivo

Las autoridades consideran que es el paso a seguir dentro de los problemas que afrontar
lunes, 18 de enero de 2021 · 15:24

Australia está viviendo la extinción de varias especies e intentando poner un poco de control a la situación sopesa la posibilidad de eliminar a miles de gatos, la gran culpable de tan negativo panorama.

La presencia de los felinos pone en jaque a otros animales, superando incluso a los flagelos de los incendios y el cambio climático.

Esta especie invasora llegó a Australia en 1788 junto con los primeros inmigrantes ingleses que desembarcaron en Sydney con intenciones colonizadoras. La multiplicación de gatos se fue expandiendo por el territorio australiano, lo que llevó a poner en peligro la vida salvaje.

En Australia los gatos que están en los hogares deben tener microchip, estar castrados y se mantenerse dentro de las casas para evitar la caza al exterior. De esta manera son aceptados como mascotas, sin embargo el mayor problema está en los cerca de 20 millones de gatos ferales o salvajes que se expanden por los diversos ecosistemas australianos.

Los gatos ferales en Australia son culpables de la muerte de 2 mil millones de animales, están relacionados con la extinción de 25 especies de mamíferos y con el riesgo de desaparición de al menos otras 124 especies australianas.

Un estudio de Wildlife Research, publicado por National Geographic, estima que los gatos ferales son culpables de la muerte de un millón de reptiles diarios en Australia, donde el 89 % de ellos son endémicos. Sus características y comportamiento también les permiten cazar aves y mamíferos pequeños.

Esto lleva a que las autoridades hayan tomado una drástica y polémica decisión, diseñar una campaña para exterminar la población de gatos ferales. La situación no es nueva, en 2015, el gobierno australiano lanzó una campaña para financiar a cazadores con el objetivo de sacrificar a 2 millones de gatos entre 2015 y 2020. Según The Guardian, la estrategia logró sacrificar a 844 mil gatos ferales entre 2015 y 2018. A finales de 2019 se intensificó con la producción de salchichas envenenadas y la instalación de más de 44 kilómetros de vallas alrededor de santuarios de vida silvestre.

Una nueva investigación de la Universidad de Tasmania, después de comparar el impacto de los gatos ferales con el de los depredadores nativos en su ecosistema, reveló que la situación es aún más grave de lo que se creía en el pasado. Según dicho estudio, los reptiles, pequeños mamíferos y aves de Australia tienen 20 veces más probabilidades de tener un encuentro mortal con gatos ferales que con otros depredadores nativos.

Comentarios

Otras Noticias