episodio paranormal

Misterio: el día que un OVNI visitó a un presidente de Estados Unidos

Así lo aseguró George W. Bush cuando era mandatario, que vio un objeto no identificado parado de forma estática encima de él.
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 11:05

Los relatos sobre avistamientos de OVNIs en Estados Unidos son miles todos los años. La mayoría de los testimonios son asombrosos, pero nunca se dan a conocer porque son dichos de personas comunes, es decir, que no son conocidas mundialmente. Pero hubo uno, en enero de 2008, el cual habló y causó mucha sorpresa en los estadounidenses. Fue el mismísimo presidente, de aquel entonces, George W. Bush, donde dijo que vio un objeto no identificado encima suyo y parado de forma estática.

El avistamiento fue en su casa en el estado de Texas. Una historia que se dio a conocer rápidamente en todo el mundo.

Obviamente, dado el célebre denunciante, dicho aparato fue rastreado en varios radares para ir directamente hacia el rancho del político, aparentemente a baja velocidad. Según indicaron las fuerzas de aquel momento, la nave no detectada carecía del transponedor requerido, era totalmente desconocido y no respondía a ningún intento de comunicación, además, de volar por espacio aéreo restringido.

Testigos

Estos acontecimientos, casi siempre cuentan con escasos testimonios o sólo una persona suele verlo, pero para beneficio del ex mandatario, hubo varias personas que afirmaron haber visto el objeto no identificado. Una hora y media antes del avistamiento de Bush, el OVNI había sido observado por una multitud de testigos, entre ellos, policías de la zona y un testimonio clave: un ex controlador de tráfico aéreo. En este mismo contexto, el jefe policial y un piloto privado dijeron haber observado cuando la nave pasó por encima de esa zona de Texas.

Según señalaron los testigos, el objeto volador se movía zigzagueante, navegando lentamente a baja altura, y de repente acelerando a más de 3200 kilómetros por hora. Las autoridades de la U. S. Air Force salieron a hablar y comentaron que en ninguna nación existe nave semejante con dichas características, ya sea por su tamaño o las maniobras observadas por los espectadores.

El aviso de Bush

Mientras Bush se encontraba en su casa, al observa la figura que jamás había sido vista o diseñada en los Estados Unidos, de inmediato dio aviso de lo que ocurría a la seguridad que toda personalidad política de su calibre ameritaba. De todas maneras, por aquel entonces, la ya Fuerza Aérea había mandado a investigar el acontecimiento con vuelos desde la estación aérea Carswell compuesto por el escuadrón F-16 Fighting Falcon. Los vuelos se mantuvieron cerca del lugar por más de una hora y cuarto, además de un jet de vigilancia AWACS, que realizó un rastrillaje sobre la zona durante cuatro horas seguidas.

Presión y desmentida

La noticia, se dio a conocer tiempo después, gracias al organismo conocido como FOIA, que vela por la Ley de Libertad de la Información. Los datos mostraron claramente que un objeto estuvo en el lugar y no pudieron identificarlo. Asimismo añadieron que en ningún momento los diez F-16 que habían enviado al lugar habían interceptado la nave, y mucho menos haber logrado intentar obligarla a aterrizar.

En ese informe presentado por la USAF, detalla que el OVNI estuvo además sobrevolando el rancho conocido como Casa Blanca Occidental, por razones desconocidas, pero no pudieron encontrarlo. Muchos consideraron que Bush debió preocupación por su pueblo, luego de ocurrida la peor tragedia que marcaría a los Estados Unidos, el atentado de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

En un comienzo, la Fuerza Aérea negó todo hecho. Desmintieron públicamente que en el lugar hubieran arribado un jet en el aire para entender qué era lo que estaba ocurriendo y qué estaba sobrevolando la zona. Empero, dos semanas más tarde, por diversas protestas públicas y la presión de la FOIA, el portavoz Mayor Karl Lewis fue quien tuvo que dar marcha atrás y aclarar que en el hecho habían participado los F-16 . Empero al hablar, una vez más, desmintieron que las luces fueran de un OVNI, sino de los aviones que se volaban en la zona. "En el interés de la conciencia pública, Asuntos Públicos del Mando de la Fuerza Aérea de la Reserva se dio cuenta que cometió un error en cuanto a la actividad de entretenimiento de aviones militares", expresó en el comunicado oficial.

Opinión calificada

Hace 12 años atrás, el piloto privado Steve Allen, quien dijo haber visualizado el OVNI, explicó en un medio texano: "Estábamos todos sorprendidos. No pude pegar un ojo la noche siguiente". Y agregó que se encontraba en la casa de uno de sus amigos, en Selden, y que alrededor de las seis de la tarde pasadas notó extrañas luces intermitentes a una altura aproximada de más de 18 mil pies (unos 5500 metros del suelo) y con una velocidad nunca antes vista. Según declaró, la nave se dirigía con rumbo a Stephenville, Ciudad ubicada a una hora y media de Crawford, Texas.

Fuente: Crònica - Nota de Karina Limura

Más de

Comentarios