brasil

Para Bolsonaro, la reacción ante más de 50.000 muertos por coronavirus es "exagerada"

El presidente pidió la reapertura de los comercios. "El efecto colateral del trato de la pandemia no puede ser más dañino que la propia pandemia", comentó.
lunes, 22 de junio de 2020 · 19:31

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sigue subestimando la pandemia de coronavirus y considera que "se ha exagerado un poco" en la manera en la que ha sido tratada.

"Hago un llamamiento a los gobernadores y alcaldes de Brasil para que, obviamente de manera responsable comiencen a abrir el comercio. Las nuevas informaciones que provienen de todo el mundo, que vienen de la OMS, a través de sus equivocaciones, muestran que tal vez ha habido un poco de exageración al tratar este asunto", comentó en un evento en Brasilia al canal BandNews.

Calificado de 'gripecita' por el ultraderechista, el virus ha dejado ya 50.617 y 1.085.038 infectados en el gigante latinoamericano. El domingo, se confirmaron 641 decesos y 17.459 casos nuevos en las últimas 24 horas.

Brasil en el segundo país más afectado por el virus por detrás de EE.UU., que cuenta con 2.275.645 infectados y 119.923 muertos. 

Bolsonaro no ha hecho ninguna declaración sobre estos últimos datos, pero el lunes, sin embargo, sí volvió a reiterar que las medidas de aislamiento deben flexibilizarse para no perjudicar a la economía.

"La vida y el empleo están completamente vinculados lo uno a lo otro y no podemos permitir que en algunos lugares aislados de Brasil el efecto colateral de la lucha contra la pandemia sea más dañino que la propia pandemia", comentó.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, Bolsonaro ha discrepado con los gobernadores y alcaldes de los estados a la hora de implantar el aislamiento social, medida aconsejada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la que es contraria el mandatario.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó este lunes que la pandemia sigue acelerándose y que el mundo está ahora pagando su falta de preparación para combatirla.

Avance en el interior 

El covid-19 se manifiesta de manera diferente en el vasto territorio brasileño y en las últimas semanas ha ido avanzando por el interior del país, donde ya están concentrados el 59% de los casos.

Estas preocupantes cifras han llevado a muchos municipios a retroceder en sus planes de reapertura gradual. Por su parte, el Ministerio de Salud informó la semana pasada de que el país se dirige hacia una estabilización de la curva de casos y muertes, pero se mostró prudente.

"Necesitamos confirmar que la tendencia continúa durante los próximos 15 días, pero ya nos hemos dado cuenta de que tal vez estamos entrando efectivamente en una meseta de nuevos casos", comentó el secretario de Vigilancia de la Salud, Arnaldo Correia de Medeiros.

Hasta el momento, los estados de Sao Paulo, con 219.185 contagiados y 12.588 fallecidos, y Río de Janeiro, con 96.133 infectados y 8.875 decesos, son los más afectados por la pandemia. 

Este lunes dimitió el secretario de Salud de Río de Janeiro, Fernando Ferry, al parecer por las presiones sufridas para pagar "contratos problemáticos" durante el covid-19, entre ellos, construcciones de hospitales de campaña y adquisiciones de equipamientos de salud. 

Investigaciones a los Bolsonaro

En las últimas semanas se han protagonizado varias manifestaciones a favor y en contra del presidente por su gestión de la crisis. Mientras, las investigaciones que afectan a la familia Bolsonaro continúan. 

Por un lado, el mandatario es investigado por supuestas injerencias políticas en el seno de la Policía Federal, supuestamente para proteger a sus hijos y que fueron denunciadas por el exministro de Justicia Sergio Moro. 

Al mismo tiempo, la Fiscalía investiga la difusión de una red de noticias falsas contra los jueces del Supremo Tribunal Federal (STF), en la que estaría implicado Carlos Bolsonaro, uno de los hijos del presidente. 

La semana pasada, la Policía detuvo a Fabrício Queiroz, exasesor y chófer de Flávio Bolsonaro, otro de los vástagos del mandatario, cuando era diputado federal por Río de Janeiro. Queiroz, sospechoso de administrar un esquema fraudulento en el gabinete de Flávio, es considerado una pieza fundamental en la investigación por corrupción contra Flávio.

 

Comentarios