Estilo afro

Este nene de 7 años defiende su pelo largo contra todos los prejuicios

Su mamá asegura estar criando un “niño filántropo”, porque ya desde muy pequeño habla de su derecho a usar su pelo como desea.
jueves, 04 de abril de 2019 · 13:20

Farouk James posa en todas las fotos luciendo una larga melena estilo afro. A veces con trenzas, salvaje, recién lavado, con media cola, rodete o al viento. A su edad de 7 años ya sabe lo que significa la palabra "bullying", pero se defendió con valentía de los ataques con la ayuda de su mamá.

Llevar el pelo largo no es considerado para muchos como propio de un varón. Ya desde los dos años se lo ve con una melena que se fue haciendo más y más abundante con el tiempo. Esto, que para muchos puede ser considerado una desprolijidad, lo llevó a convertirse en una estrella fashionista y hasta subirse a las pasarelas de la London Fashion Week. ¿Se lo imaginan entrando al jardín de infantes, a la primaria, con semejante look? Muchos directores de escuela recomendarían un corte de pelo y un cambio de vestuario. 

Su mamá Bonnie, quien vive con él en la capital británica, le creó una cuenta de Instagram (que ya tiene más de 230 mil seguidores) para mostrar frente a todos el orgullo que siente por la libertad de su hijo; "los que te aman por tu estética son superficiales y se perderán fácilmente. Los verdaderos amigos y familiares aman te aman por quien sos. Aseguráte de mantenerte conectado, no rechaces esa invitación porque te sentís gordo, triste, feo, si no quisieran tu compañía, ¡no te llamarían!", dice en las redes. 

"Su cabello simplemente no deja de crecer, se ha cortado 6 veces en el último año. Cuando nos desenredamos, casi no hay pérdida de cabello. No sé si es genético, una dieta o su actitud libre de estrés ante la vida, pero sea lo que sea, ¡es hermoso!", agrega en otro posteo su orgullosa mamá. 

Además, Farouk demuestra otras cualidades de lo que podríamos llamar actualmente "nuevas masculinidades", más flexibles a los tradicionales mandatos del género. Ama las pasarelas y la moda, se sienta a meditar cuando tiene un problema y no tiene ningún reparo en usar tonos rosas para vestirse. La industria de la moda está buscando looks más andróginos, con personalidad, que acompañan los tiempos que corren. 

Los estereotipos sexistas se expresan en la infancia de diversas maneras, mediante dispositivos de control de los juguetes que eligen los niños (para ellas, muñecas, para ellos, autitos), los colores de la ropa (rosa vs celeste), los deportes (fútbol o voley) y las conductas que se esperan de ellos. No se estimula a un chico para que sea modelo o bailarín, como tampoco a una nena para que estudie ciencias. Afortunadamente, estas creencias están cambiando a pasos agigantados. 

Fuente: Clarín

Comentarios