Es de 1893

Fin de un mito: en la famosa pintura “El grito” de Edvard Munch, no hay nadie gritando

Una litografía que exhibirá el Museo Británico de Londres tiene una inscripción reveladora sobre la icónica obra del artista noruego.
jueves, 21 de marzo de 2019 · 11:32

Es una de las pinturas más famosas de todos los tiempos y, por su título (The Scream o El grito) y la expresión de la figura principal, siempre se creyó que se trataba de alguien gritando. Sin embargo, una pieza que exhibirá el Museo Británico de Londresrevela otra versión sobre la icónica obra del noruego Edvard Munch.

La muestra Edvard Munch love and angst, que inaugurará en la capital inglesa el 11 de abril pero se presentó el miércoles 20 de marzo, incluye una litografía en blanco y negro de la célebre pinturay contiene una inscripción en la que puede leerse: "Sentí el gran grito a través de la naturaleza", lo que ha sido interpretado por las autoridades del museo como una confirmación de que la figura de la obra es alguien que escucha un grito, pero no es quien grita.

Una de las cuatro versiones de "El grito" de Edvard Munch de 1895, que se vendió en 2012 en 120 millones de dólares (AP Photo/Sotheby's).

"Esta rara versión de El grito que estamos mostrando en el Museo Británico deja en claro que el trabajo más famoso de Munch muestra una persona oyendo un grito y no a una persona gritando, como mucho siguen asumiendo y debatiendo", afirmó Giulia Bartrum, curadora de la muestra, en declaraciones al periódico The Telegraph.

Munch, que nació en1863 en Ådalsbruk, Noruega, y murió en 1944 en Oslo, pintó cuatro versiones en color de su trabajo más famoso, presentado en 1893. Una de ellas se vendió en un precio récord de 120 millones de dólares cuando fue subastada en 2012.

Los expertos del museo inglés sostienen que lo que se observa en la pintura es lo que vivió el artista durante un paseo caminando por Oslo en 1892, cuando el cielo se tornó de un color rojo intenso, una vista que lo impresionó profundamente.

"Munch incluyó la frase en la litografía en blanco y negro para describir cómo su inspiración vino de la ansiedad que sintió en ese momento", dijo la curadora. "Él estaba tratando de capturar una emoción o un momento. A través de esta inscripción sabemos cómo se sintió. La gente cree que es una persona gritando, pero no se trata de eso", concluyó.

El interrogante acerca de si la figura del cuadro está gritando o no ha suscitado debates durante décadas. El ex director del Museo Munch de Oslo, Gunnar Soerensen, ha opinado que "podría ser un grito de la naturaleza o una persona gritando, es una cuestión de interpretación". Pero su sucesor,  Stein Olav Henrichsen, no está de acuerdo: "Hay un montón de comentarios sobre esta obra, pero tenemos las palabras del propio Munch y ésta es una persona que se está cubriendo los oídos cuando escucha la naturaleza gritando".

La muestra Edvard Munch: love and angst, que se inaugurará para el público el 11 de abril, estará abierta hasta el 21 de julio. Con 50 piezas cedidas por el Museo Munch, será la exhibición más grande del artista en Inglaterra de los últimos 45 años.

Fuente: Clarín

Comentarios