mal ejemplo

Ricos, famosos y coimeros: sobornos en universidades de elite norteamericanas

Más de 30 padres adinerados, incluidas dos actrices de Hollywood, fueron inculpados ante una corte de Boston, Massachusetts, por pagar millonarios sobornos para que sus hijos ingresaran a prestigiosas universidades de Estados Unidos.
miércoles, 13 de marzo de 2019 · 17:23

Las actrices Felicity Huffman (Desperate Housewives), de 56 años, y Lori Loughlin (Full House), de 54, son parte de los 50 acusados en el esquema que sobornaba entre otros a entrenadores deportivos universitarios, informó la fiscalía federal de Massachusetts, que lidera el caso.

Un total de 33 padres “pagaron enormes sumas de dinero para garantizar la admisión de sus hijos a algunas facultades a través del uso de sobornos y credenciales académicas y atléticas falsas”, dijo el fiscal federal de Massachusetts, Andrew Lelling, al develar la investigación de 10 meses en la que participaron cientos de agentes federales.

Nueve entrenadores o exentrenadores deportivos de Yale, Stanford, Georgetown, Wake Forest, la Universidad del Sur de California (USC), la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) y la Universidad de Texas en Austin son acusados de haber recibido coimas a cambio de aceptar estudiantes. Entre los inculpados no hay “por ahora” estudiantes, dijo el fiscal, y precisó que muchos ni siquiera sabían lo que hicieron sus padres.

“Estos padres eran un catálogo de riqueza y privilegio. Incluyen por ejemplo presidentes de empresas públicas y privadas, exitosos inversores inmobiliarios y de valores, dos conocidas actrices, un diseñador de modas famoso y el codirector de un bufete legal mundial”, precisó el fiscal de Massachusetts.

El acusado de liderar el esquema, William Singer, recibió 25 millones de dólares de padres en sobornos entre 2011 y febrero de 2019. Parte de los pagos a Singer –que llegó a cobrar hasta 6,5 millones de dólares para garantizar una admisión– eran hechos por los padres a KWF, una fundación caritativa creada por él. Lelling dijo que 38 de los 50 acusados fueron detenidos en seis estados, y siete negocian su rendición.