número 1

Cayó el falsificador más buscado de España: es argentino

Néstor Aníbal llegó a cambiar tres veces su identidad para lograr evadir a la Justicia. Su asociación ilícita, radicada en Madrid, abastecía en su mayoría a ciudadanos marroquíes.
viernes, 08 de febrero de 2019 · 20:44

La justicia de España logró desbaratar una red de falsificadores de documentos que era rastreada desde hace más de un año. Su líder, un ciudadano argentino de 70 años, llegó a utilizar tres identidades falsas para eludir a las autoridades en todo este tiempo.

Uno de los documentos del propio falsificador.

Sin embargo, este jueves Néstor Aníbal fue detenido en Madrid como acusado de liderar la banda más importante de falsificadores de dicho país, la cual abastecía especialmente a marroquíes para poder ingresar a España. Además del septuagenario, fueron aprehendidos su hijo y otra decena de personas.

La policía española denominó como "Operación Chacal" esta investigación, que dejó en evidencia la profesionalidad de Aníbal para confeccionar la documentación. Era un auténtico "artesano" y por eso costaba descubrir los plagios que realizaba. Lo tildaron también de "meticuloso" y "autodidacta".

En total detuvieron a 14 personas.

Para no ser descubierto, Aníbal usó otros nombres en los 30 años en los que estuvo de manera irregular en el país. En ese lapso, se llamó también Juan CarlosAlfredo Mateo. En su poder, se hallaron 25 mil euros que tenía guardados en una caja de seguridad.

Otra de sus artimañas para eludir a la Justicia, consistía en mudar el laboratorio cada tanto y el último, ahora desmantelado, se encontraba en un edificio de oficinas de la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid, que tenía como fachada un negocio dedicado a la impresión.

En él encontraron grabadoras láser, máquinas industriales, seis impresoras láser, dos prensas de impresión tampográfica y termográfica, dos escáneres, tres equipos informáticos de última generación y unas 2.000 tarjetas en blanco, la mayoría con el chip incorporado.

Una de las máquinas para imprimir secuestradas en el laboratorio.

 

Comentarios