En Estados Unidos

La emocionante historia de Rudolph: el cachorro que iba a ser sacrificado, pero sobrevivió a la inyección letal

Ahora, el perro de entre 7 y 8 meses busca una nueva oportunidad para vivir.
lunes, 04 de febrero de 2019 · 10:53

Rudolph, un cachorro de entre 7 y 8 meses de edad, tuvo una segunda oportunidad para vivir luego de haber sobrevivido a la eutanasia. Su historia conmovió tanto a los voluntarios del refugio donde vive que decidieron publicar su historia en las redes sociales.

El pequeño iba a ser sacrificado la semana pasada debido al hacinamiento y superpoblación de perros que hay en el refugio donde vivía, ubicado en la ciudad de Oklahoma, Estados Unidos. Allí, un veterinario le inyectó drogas para quitarle la vida y dejarlo morir.

La publicación del refugio Kings Harvest Pet Rescue No Kill Shelter que da en adopción a Rudolph (Facebook).

La publicación del refugio Kings Harvest Pet Rescue No Kill Shelter que da en adopción a Rudolph (Facebook).

Pero algo inesperado ocurrió: cuando el hombre volvió para llevarse el cuerpo sin vida se encontró con que Rudolph aún estaba despierto. Kylie Jo Mitchell empleada del refugio Kings Harvest Pet Rescue No Kill Shelter que acogió luego al pequeño, contó al medio WQAD que el veterinario se negó a darle nuevamente la inyección.

Luego de este episodio, el cachorro fue trasladado a Kings Harvest Pet, ubicado en Davenport, Iowa, donde empezó a gestionarse su adopción. "Lo trajimos con la esperanza de que alguien lo adoptara y le diera una segunda oportunidad en la vida. Si estás interesado en este joven adorable, vení a conocerlo", escribieron en una publicación en Facebook.

El hombre que adoptó finalmente al cachorro (Facebook).

El hombre que adoptó finalmente al cachorro (Facebook).

En menos de 24 horas, el refugió acumuló decenas de mensajes de personas interesadas en adoptarlo. "Es un perro milagroso, absolutamente. Nunca escuché hablar de algo así", agregó Mitchell.

El sábado pasado, fue finalmente adoptado. "Rudolph se dirige a su nuevo hogar. Fue una decisión difícil con tantas personas maravillosas que se presentaron, pero Rudolph se enamoró de este joven y el sentimiento fue mutuo. Gracias por adoptar un perro de la calle", sostuvieron desde el espacio de Davenport.

La persona en cuestión se llama Jacob Hommer, quien cuando vio la foto del perro no pudo resistirse y decidió adoptarlo para dárselo a un veterano de guerra conocido de él. "Le envié la historia sobre este perro. Le dije 'mira a este perro, es una historia increíble Estaba tan conmovido y emocionado que dijo: 'Tengo que tenerlo", contó Hommer.

Y agregó: "Tener un perro, es dar, es algo por lo que te tenés que despertar y luchar, y especialmente a muchos de estos veteranos que están luchando por tener una razón para levantarse en el día". De esta manera, viajó dos horas y media desde Des Moines, capital de Iowa, hacia Davenport y Rudolph ya se encuentra con su nueva familia.

Fuente: Clarín

Comentarios