recurso polémico

Instalan buzones para abandonar bebés

El llamativo recurso que se utiliza en Estados Unidos para evitar que los menores recién nacidos, abandonados por sus padres, no corran riesgo de muerte.
jueves, 21 de febrero de 2019 · 21:45

Abandonar a un bebé recién nacido y condenarlo a muerte es uno de los peores actos que se pueden cometer. Cuánta desesperación puede llevar a una persona a hacer algo semejante, solamente la puede saber quienes están involucrados. Frente a esta terrible realidad y para evitar que los chiquitos sean dejados en cualquier sitio, expuestos a todo tipo de peligro, en Estados Unidos instalaron dispositivos para que los padres se deshagan de sus hijos sin que eso signifique un final casi seguro.

Impulsada por la organización "Safe Haven Baby Boxes", ya fueron colocadas siete de estas "cajas salvavidas" en el estado de Indiana. Se trata de pequeños espacios en la pared, con capacidad para dejar a un niño, que cuentan con reguladores de temperatura y sensores que advierten no bien un bebé es colocado en su interior. Entonces, se dispara una alarma silenciosa para advertir a los servicios de emergencia, que se dirigen hasta el lugar y recogen al niño en menos de cinco minutos.

El último de estos "refugios seguros" en Indiana fue colocado en un cuartel de bomberos.

Priscila Pruitt, miembro de la organización que creó los buzones, contó que se trata de "un último recurso" y que el objetivo es combatir el infanticidio que sigue al abandono de bebés, cuando jóvenes dan a luz completamente solas, y se sienten incapaces de enfrentar la maternidad. "Las mujeres no quieren ser conocidas o que las vean, especialmente en pequeños pueblos donde todo el mundo conoce a todo el mundo", expresó.
 


Cada vez hay más

Hasta el momento, los buzones para abandonar bebés fueron instalados en Michigan y también enOhio, donde hay dos; mientras que en Pensilvania pronto será colocado uno. En Nueva Jersey, por su parte, la ley que los autoriza aún está en discusión.

En tanto, en Michigan, la normativa fue avalada a nivel legislativo, pero el gobernador, Rick Snyder, decidió vetarla. "No creo que sea apropiado permitir que los padres puedan renunciar a un bebé simplemente depositándolo en un lugar, antes que entregarlo a un oficial de policía, bombero o a un empleado de un hospital", explicó.

Pese a los cuestionamientos, la fundadora de la organización defendió la iniciativa. Se trata de Monica Kelsey, quien nació luego de que su madre fuese violada, por lo que fue entregada en adopción. Por eso, impulsa el proyecto con el que busca que cada vez menos bebés mueran desamparados.

Comentarios